Posteado por: Juan | noviembre 27, 2014

El Nacimiento del Universo, Laniakea y otros videos

HAY SUBTÍTULOS DISPONIBLES EN ESPAÑOL!

Un video de nature.com con un simulacro del nacimiento del universo disponsible en

y otro en

Sobre LANIAKEA, nuestro supercúmulo local:

Un artículo:

http://francis.naukas.com/2014/09/03/laniakea-nuestro-supercumulo-galactico-local/

y un video

Una animación de la historia de la física de la BBC

Posteado por: Juan | noviembre 27, 2014

El Nacimiento del Universo – un podcast

En el podcast de Cienciaes.com, el profesor Jorge Laborda habla sobre el nacimiento del universo.

Disponible en http://hwcdn.libsyn.com/p/3/8/0/380a398bb5b8ec90/qc_145_universo_hd.mp3?c_id=5717316&expiration=1417069183&hwt=2fce9e218ebebc1f859298bc5d78fe1d

Posteado por: Juan | noviembre 27, 2014

El Viaje al Cúmulo de Virgo – varios videos

Hay disponible una selección de videos con subtítulos disponibles en la página del libro “El Universo Nuevo y el Futuro de la Humanidad” de Joel Primack y Nancy Abrams

http://www.el-nuevo-universo.com/zenphoto/

También hay un artículo sobre ellos disponible en

http://www.el-nuevo-universo.com/PDF/Muy%20Interesante%20-%2023%20abr%202013%20-%20Page%20100-103.pdf

El ser humano es el último ser de gran porte que ha entrado en el proceso de la evolución por nosotros conocido. Como no existe solamente materia y energía sino también información, ésta viene almacenada en forma de memoria en todos los seres y en nosotros a lo largo de todas las fases del proceso cosmogénico.

En nuestra memoria resuenan las últimas reminiscencias del big bang que dio origen a nuestro cosmos.

En los archivos de nuestra memoria se guardan las vibraciones energéticas oriundas de las inimaginables explosiones de las grandes estrellas rojas, de las cuales vinieron las supernovas y los conglomerados de galaxias, cada cual con sus miles de millones de estrellas y de planetas y asteroides.

Seguir leyendo en ATRIO: http://www.atrio.org/2014/08/en-nosotros-estan-todas-las-memorias-del-universo/

Posteado por: Juan | mayo 28, 2014

(Co)Creando una Espiritualidad Cósmica

Hay pocos recursos en línea para profundizar una espiritualidad cósmica. Acabo de descubrir la página

http://www.espiritualidadintegradoracristiana.es/ que me encanta.

 Espiritualidad

Disponible en “artículos”  hay varias reflexiones:

http://www.espiritualidadintegradoracristiana.es/news/pascua-en-el-jardin/

http://www.espiritualidadintegradoracristiana.es/news/la-esperanza-esta-en-la-tierra/

http://www.espiritualidadintegradoracristiana.es/news/la-esperanza-esta-en-la-tierra-ii/

Publicado originalmente en SEDOS (sedosmission.org)

El sentido de la propia identidad es el problema mayor para los jóvenes. Se plantean interrogantes como: ¿Quién soy yo? ¿Adónde voy? ¿dónde me sitúo respecto a mi familia? ¿Cuál es el sentido de la vida?   ¿Cuál es el significado de la dignidad humana, del amor y de la comunidad? ¿Tengo por si acaso un importante, único papel por desempeñar? La Nueva Historia contada por Berry ofrecerá algunas respuestas a estas preguntas fundamentales.   La Nueva Historia nos asegura que cada persona ofrece una contribución única al universo a través del desarrollo y del uso creativo de sus dones y talentos.

Uno de los problemas de nuestra cultura actual es que la historia fundamental, que da sentido a la vida humana individual, ya no es aceptada por la sociedad en sentido amplio. En el primer capítulo de Génesis, la historia de la creación nos cuenta cómo el mundo fue hecho en siete días seguidos (Gn 1, 2-4a) y cómo apareció la humanidad (Gn 1,26-31). Pues bien, a la luz de la ciencia moderna, este cuento sobre el origen del mundo ya no es adecuado ni eficaz.El sentido de la propia identidad es el problema mayor para los jóvenes. Se plantean interrogantes como: ¿Quién soy yo? ¿Adónde voy? ¿dónde me sitúo respecto a mi familia? ¿Cuál es el sentido de la vida?   ¿Cuál es el significado de la dignidad humana, del amor y de la comunidad? ¿Tengo por si acaso un importante, único papel por desempeñar? La Nueva Historia contada por Berry ofrecerá algunas respuestas a estas preguntas fundamentales.   La Nueva Historia nos asegura que cada persona ofrece una contribución única al universo a través del desarrollo y del uso creativo de sus dones y talentos.

Necesitamos un mito o una historia moderna completa que explique la aparición del mundo, nuestro lugar y nuestro papel en él. La Nueva Historia elaborada por Berry a la luz de los conocimientos científicos modernos nos ofrece una historia creíble y aceptable, ye s en este contexto que todas las otras historias del origen del mundo encuentran su cumplimiento. El cuento de Génesis elabora una visión religiosa y moral, no nos ofrece un cuento histórico o científico del origen del Universo, del planeta Tierra o de nuestro propio hábitat.

Al comienzo del siglo XXI, empezamos a ver la Tierra en el contexto del Universo. Gracias a los viajes al espacio, hemos podido alejarnos de la Tierra y verla en su conjunto, por lo menos en foto. Nos hemos acostumbrado a una nueva imagen de la Tierra, un planeta único,  precioso, azul-verde que todas las criaturas vivas comparten. Esta nueva concepción de la formación de nuestro universo y de nuestra Tierra debe ahora convertirse en el más amplio posible contexto de nuestra vida individual, nacional y mundial. Debe llegar a ser el fundamento de todo significado. Esta historia o mito trata de responder a los interrogantes fundamentales que la humanidad siempre se ha planteado y con los cuales siempre  ha luchado desde cuando el Homo sapiens apareció en el planeta. ¿De dónde venimos? ¿Dónde estamos ahora? ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo debemos vivir nuestra vida hoy? ¿Cuál es nuestro destino? ¿Qué nos reserva el futuro?

Es en ese contexto que debemos considerar la obra de Thomas Berry: un sacerdote pasionista norte-americano, un teólogo o ‘geologian’ (teólogo geológico), como él prefiere llamarse. Fundándose en la labor de Teilhard de Chardin, contribuyó en la elaboración de una  historia de la creación más completa. En The Dream of the Earth, igual que en The Universe Story  (que escribió con el científico Brian Swimme), utiliza las intuiciones de astrónomos, físicos, biólogos, antropólogos culturales, historiadores y especialistas religiosos como Mircea Eliade para contar el Universo emergente. En sus obras, traza la extraordinaria ininterrumpida secuencia de acontecimientos, desde la explosión inicial hasta la belleza, la fertilidad y la diversidad de la vida en este planeta azul-verde. Todo lo que ahora está presente en nuestro universo, y sobre todo en la Tierra, apareció a través de esas series ininterrumpidas de transformaciones. Todo está relacionado con todo. Los seres humanos, por ejemplo, salieron de rocas y flores.

El momento del origen en la gran explosión

Hacia aproximadamente 13.700 millones de años, en un gran destello y explosión se hizo el Universo. El astrónomo británico Fred Hoyle llamó en tono de burla esta singularidad el Big Bang en ocasión de un programa de radio en 1952. Todas las cosas en el universo están arraigadas en esta extraordinaria capacidad generativa del primer momento en que la energía primordial resplandeció con una intensidad que nunca será igualada. Este modelo del Universo representado por la  imagen de la explosión fue desarrollado primero en los años 20 y 30 por Aleksandr Friedmann (1888 – 1925), un científico ruso, y por George LeMaître (1894 – 1966), un sacerdote y científico belga.  Ellos postularon que al principio el universo era mucho más pequeño y mucho más cálido. En su origen se trataba de una ‘singularidad’ no más grande del centro de un átomo.

En 400 000 años, la radiación disminuyó y el Universo  se enfrió, así que los átomos pudieron empezar a formarse. Eso dio origen a los átomos de hidrógeno y de helio. El Universo terminó siendo constituido por el 75% de hidrógeno y por el 25% de helio, lo que está cerca de la situación actual.  Con la aparición de la materia, la masa y la gravedad se volvieron importantes.

Ahora, las cuatro fuerzas del Universo están en juego – gravedad, electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y fuerza nuclear débil. Se podría preguntan: ¿por qué cuatro? No lo sabemos con seguridad, pero sabemos que ellas son el resultado de procesos anteriores. La singularidad inicial del Universo apareció como una situación caracterizada por cuatro diferentes actividades. En esta fase transitoria, así como era, la fundamental  arquitectura de las interacciones del universo se estableció para siempre.  La gravedad, l’electromagnetismo, la fuerza nuclear fuerte y la fuerza nuclear débil se aplican a cada parte del universo y actúan de la misma manera.

Los momentos de gracia cósmicos

En sus escritos, Thomas Berry habla de momentos de gracia cósmicos, entendiendo con estos aquellos momentos cruciales para la evolución de un universo que sostiene la vida y la vida inteligente, cuyas posibilidades de existir son casi nulas. Por ejemplo, la fuerza relativa de las cuatro fuerzas de la naturaleza es fundamental para la evolución del Universo, de la Tierra, de la vida en la Tierra y la aparición del a humanidad. Si un segundo después de la explosión, la velocidad de expansión hubiera sido más baja aunque sólo de un céntimo de miles de millones y millones, el Universo se habría hundido antes de alcanzar su tamaño actual[i].  Si la explosión hubiera sido menos violenta, los gases producidos – hidrogeno y helio – se habrían separado tan rápidamente que no habría habido densidad local/ diferencias y, por lo tanto, las estrellas de primera generación no se habrían formado.

El principio antrópico es otro ejemplo de momento de gracia cósmico : en este caso, para la vida biológica.  Según John Polkinghorne, se basa sobre un conjunto de intuiciones científicas que indican que la posibilidad de una vida fundada en el carbono depende de un equilibrio muy delicado entre las fuerzas de base de la naturaleza y, quizás, también unas determinadas circunstancias iniciales del Universo[ii].

Lo que resulta particularmente sorprendente en la aparición del universo, es la falta de repetición en su formación. La bola de fuego dio lugar a la fase galáctica y a la primera generación de estrellas. Ese porcentaje de gas hidrógeno /helio en el universo se ha dado sólo una vez. Más tarde, una parte de esas estrellas dio origen al sistema solar y a los planetas, cada uno diferente del resto. Los océanos surgieron una sola vez. Encontramos estos momentos cruciales en un universo que se caracteriza por una diversidad sin fin.

La fase galáctica : hace 10000 – 13,700 millones de años

La primera estrella apareció probablemente solo 100 millones de años después de la explosión[iii]. Después, las nubes de gas hidrógeno que se habían enfriado, se agruparon y, bajo la fuerza de gravedad, se volvieron a calentar dando origen a las primeras estrellas gigantescas y galaxias. Con la formación de las primeras estrellas y de las protogalaxias empezó el proceso de evolución cósmica[iv].  Las más grandes de estas estrellas se llaman supernovas.  La supernova normal es unas 20 veces más grande que el Sol. La mayoría de las estrellas mueren una vez que su hidrógeno se agota sin hacer demasiado ruido. Cuando una supernova ‘muere’, la explosión libera una energía equivalente a cien mil millones  de soles.  Este proceso recibe el nombre de nucleosíntesis. A medida que las supernovas se desmoronan, arrojan los elementos más pesados como el carbono y el hierro. El carbono es la base química de la vida. Por lo tanto los átomos de carbono en cada célula viva de nuestro cuerpo una vez pertenecían a las estrellas lejanas y probablemente a otras criaturas antes de formar parte de nosotros mismos.

Formación del sistema solar: hace cinco mil millones de años

Nuestra estrella madre en la Vía Láctea explotó y esparció su polvo en el espacio.  Nuestro sistema solar nació de la creatividad de un tan grande número de antiguos seres. Los elementos de la nube pre-solar, de la cual él salió, habían sido creados por antiguas estrellas supernovas y por la bola de fuego primordial. Poco a poco, a través de la acción de la gravedad, esa bola empezó a pegar, a inflamarse y a dar origen a una reacción nuclear. Ene se momento, 4 millones de toneladas de hidrógeno al segundo se transformaron en helio. Esta energía enciende casi toda actividad orgánica en el planeta Tierra. El sol, por sí solo, posee 99,9% de la materia del sistema solar.

La Tierra: hace 4500 millones de años

Cuando el sol se formó, algunos residuos de los elementos que se arremolinaban alrededor del sol al final dieron origen a Mercurio, Venus, la Tierra y otros planetas. Se necesitaron unos 200 millones de años en total para que se formara la Tierra. Durante este periodo, ella era bombardeada por escombros cósmicos y todavía era líquida.

La Tierra no es ni demasiado pequeña, ni demasiado grande; no es ni demasiado cálida ni demasiado fría para que la vida apareciera y sobreviviera.  La posición exacta de la Tierra con respecto al Sol es también enormemente importante.  Permite mantener una temperatura óptima para la aparición de moléculas complejas, y por consiguiente la aparición de la vida. Si hubiera estado más cerca, se habría quemado todo; si hubiera estado más lejos, se habría congelado todo. La Tierra está a une distancia de 150 millones de Km del Sol, y la luz  que de él llega se propaga a 300 000 Km. al secundo.  El tamaño de nuestro sol también es el apropiado. Si hubiera sido más grande, se habría apagado en 10 millones de años en lugar de los 10000 millones necesarios.  La energía del sol tarda solo 8 minutos en alcanzar la Tierra.

Hace aproximadamente 4400 millones de años, un gran objeto, probablemente del tamaño de Marte, se estrelló contra la Tierra y dislocó una enorme masa de materia que formó la Luna. En muy poco tiempo, el material desplazado se reensambló y comenzó a girar alrededor de la Tierra. Nuestra Luna ejerce una influencia estabilizadora sobre la Tierra.  Su fuerza gravitacional hace girar la Tierra a la justa velocidad y  también le hace mantener el justo ángulo de rotación. Esta estabilidad a largo plazo es vital para el desarrollo de la vida en la Tierra. Ella es también muy importante por lo que atañe al movimiento de los océanos y de las mareas.

Durante un cierto tiempo, la ‘niña’ Tierra adquirió una atmósfera hecha sobre todo de dióxido de carbono, nitrógeno, metano y azufre. Ella no era como la atmósfera actual, era sin oxígeno, y era dominada por el dióxido de carbono y el metano.  El carbono empezó a dar origen al efecto invernadero. Era muy importante para el ‘niño’ planeta porque la luminosidad del sol era mucho menos fuerte que ahora. Sin el efecto invernadero, la Tierra hubiera podido permanecer un planeta  helado, inhóspito para la vida.

Durante 500 millones de años, la ‘niña’ Tierra estuvo constantemente bombardeada por meteoritos. Estos visitantes le trajeron el material que al final se convirtió en el agua que llena nuestros océanos y los elementos necesarios para la vida. Al comienzo, la Tierra era un caldero de material gaseoso. Poco a poco se enfrió y formó la atmósfera , los océanos y la masa terrestre.

Sabemos que la corteza terrestre no es como una piel de naranja que cubre de manera continua todo el planeta, está hecha de diferentes secciones llamadas placas. La primera persona que desarrolló una teoría sobre el movimiento de las placas fue el geólogo Alfred Wegener (1889 – 1930). Mirando el mapa del mundo, notó que América del Sur parecía encajar perfectamente con África. Su teoría de la tectónica de las placas fue descartada por los geólogos y otros científicos de la época, entre ellos Albert Einstein.  Fue sólo en los años 60 cuando se aceptó que la corteza terrestre estuviera compuesta por 8-12 grandes placas.

La aparición de los océanos: hace 4450 millones de años

Los océanos ocupan un lugar muy especial en la historia del Universo. Pueden parecernos algo normal, pero podemos apreciar verdaderamente su importancia solo si los consideramos como el Universo que se extiende de una forma nueva.  Por lo que sabemos, el agua corriente no se encuentra en ninguna otra parte en el Universo. En otros planetas se puede encontrar vapor de agua o hielo, pero solo nuestro planeta tiene los océanos creados hace cuatro mil millones de años y todavía están allí.

Además, los océanos son el útero del mundo. El origen de la vida sigue siendo un misterio. Parece que, poco a poco, algunos elementos más complejos aparecieron en los océanos, incluyendo los aminoácidos, y finalmente las proteínas. Las proteínas son extraordinarias y, según todas las leyes de la probabilidad, no deberían existir. Para hacer una proteína, hace falta reunir los aminoácidos en un orden especial, así como nosotros necesitamos juntar las letras del alfabeto según un orden específico para deletrear correctamente una palabra.

La aparición de la vida: hace 4 mil millones de años

La vida apareció cuando la Tierra fue bombardeada por múltiples tormentas de rayos cósmicos. Un procariota es un organismo cuya célula carece de núcleo y de orgánulos. Estas células procariotas representan los componentes básicos de la vida. Se reproducen de forma asexuada dividiéndose y creando copias idénticas. Estas bacterias pueden vivir para siempre si las condiciones ambientales permanecen adecuadas.

Durante casi 2000 millones de años, las bacterias eran la única forma de vida en la Tierra. A lo largo de los primeros mil millones de años, las algas azul-verdes aprendieron como ‘fijar’ el hidrógeno de los océanos y liberar el oxígeno en la atmósfera del a Tierra dominada por el carbono. Fue el comienzo de la fotosíntesis. Paulatinamente, el oxígeno empezó a saturar la tierra, la atmósfera y los océanos. En el mundo  anaeróbico (sin oxígeno) el oxígeno es tóxico, por lo tanto esta nueva evolución creó problemas para el mundo vivo.

Con el tiempo apareció una nueva forma de vida, más compleja. Se trataba de células que tenían orgánulos (pequeños instrumentos en griego) y también un núcleo. La bacteria cautiva se convirtió en mitocondria. De esta manera, el oxígeno volvió en una fuente de energía que mueve la mayoría de las reacciones bioquímicas en los organismos vivos. El oxígeno provee la energía que una célula necesita para moverse y dividirse.

Estas nuevas entidades se llamaron células eucariotas. Ellas aparecieron hace unos 2 mil millones de años, como resultado de la fusión de diferentes células procariotas.   Se trata de células dotadas de núcleo que contienen un gran número de unidades subcelulares que utilizan el oxígeno, llamadas organelas. Poco a poco las células eucariotas se hicieron más grandes que sus primos mayores, los procariotas.

El comienzo de la era de la cooperación

Hace 3,500 millones de años, en mares poco profundos, las cianobactérias empezaron a pegarse una a otra y a formar estructuras visibles que se llamaron estromatolitos, del término griego “stroma” (alfombra, cama) y lithos (piedra). Era la primera experiencia de comunión. La aparición del sistema nervioso y del cerebro en los gusanos representó otro significativo gran avance para la vida.

Hace unos 1.300 millones de años, células individuales se juntaron y comprometieron mutuamente. A través de procesos más complejos, la aventura de la vida mejoró. Un aumento de tamaño brinda una ventaja selectiva. La diversidad y la cooperación se expandieron aún más a través de la invención del sexo meiótico, hace aproximadamente mil millones de años. Eso quiso decir que dos diferentes seres genéticos podían  unirse para formar otro ser totalmente nuevo. La cría hereda un conjunto de cromosomas de cada uno de sus padres. Ese rico patrimonio genética aumenta sus posibilidades de sobrevivir en distintos entornos.

La aparición de las plantas

Las plantas descienden de las algas verdes. Ellas llegaron paulatinamente a la tierra pasando del océano a la tierra seca. Para sobrevivir, tuvieron que llevarse su propia reserva de agua. Este proceso de colonización tuvo lugar hace unos 450 millones de años.

Existen aproximadamente 250 000 variedades de plantas, que incluyen  hepáticas, musgos, colas de caballo, helechos, gingos, coníferas y plantas con flores. Una de las grandes transformaciones de la vida de las plantas fue el movimiento del agua a la tierra. Ellas necesitaban llevarse el agua consigo y formaron una capa  cerosa, la cutícula sobre la mayoría de su superficie.

Un cierto número de características están relacionadas con las plantas con flores o angiospermas.  En primer lugar, se trata de flores que han sido polinizados, a través del viento, por insectos y aves. En segundo lugar,  el óvulo está encerrado en capas de tejido.  La fecundación se produce a través del tubo polínico. Las especies con flores  prosperaron durante los últimos 50 millones de años y hoy en día incluyen aproximadamente el 90% de todas las especies de plantas.

Era paleozoica: hace 600 – 245 millones de años

Durante este periodo, los primeros animales de cuerpo blando evolucionaron en los océanos, como por ejemplo las medusas.  Una de las invenciones más grandes de esa era fue el desarrollo de una cáscara dura utilizando minerales, fósforo y calcio.

Era mesozoica: hace  235 – 67 millones de años

En la transición del Paleozoico al Mesozoico, aparecieron dos cosas que alteraron el carácter de la vida animal en la tierra. En primer lugar, el desarrollo, en los reptiles, de un huevo amniótico, es decir de una bolsa llena de líquido formada por varias membranas que protegía al embrión en vías de desarrollo. Eso quiere decir que los animales ya se habían liberado de su cuerpo de agua para el apareamiento y podían vagar por todas partes. Existen aproximadamente 6 500 tipos de reptiles diferentes, entre los más conocidos, los cocodrilos, los aligatores, las tortugas, los lagartos, los dinosaurios y las serpientes.

Los primeros mamíferos aparecieron en el Triásico tardío, hace unos 210 millones de años.  En la transición de un periodo a otro, se supone que hubo 100 especies de mamíferos para cada una de las especies existentes hoy, que son 4 300, aunque nuevas especies de animales se están descubriendo mientras yo escribo[v].

Los mamíferos son criaturas de sangre caliente que descienden de los reptiles y llevan sus crías dentro de su cuerpo. Esas criaturas presentan algunas distinciones. La ballena es el animal más grande que jamás ha existido en el planeta, aunque muchas personas podrían creer equivocándose que este carácter distintivo pertenece a algún dinosaurio.  El guepardo es el animal más rápido que jamás ha vivido y ningún animal en la historia de la vida ha tenido la resistencia de los caballos o de los perros.

Durante casi 100 millones de años, los mamíferos y los dinosaurios cohabitaron en el planeta, pero los dinosaurios eran los amos porque solamente unas cuantas especies de mamíferos habían alcanzado el tamaño de un turón. Los mamíferos crecieron verdaderamente con fuerza durante el periodo cenozoico una vez que los dinosaurios habían sido eliminados.

La Extinción

Es importante evidenciar que la vida no ha continuado a evolucionar según una línea recta como lo había hecho.  Sabemos, gracias a las trazas fósiles, que hubo cinco momentos de extinción masiva de especies. Conocemos la extinción masiva a finales del periodo mesozoico que hizo desaparecer a los dinosaurios.  Parece que un gran meteorito chocó contra la tierra en algún lugar de la moderna región de México. El impacto del  meteorito produjo enormes cantidades de polvo que oscurecieron la tierra e interfirieron con la fotosíntesis. Ese accidente cósmico destruyó el hábitat de los dinosaurios.

Al comienzo del siglo XXI, asistimos a otra gran extinción.  El 29 de noviembre del año 2000, en un programa sobre la naturaleza de la BBC (intitulado La situación del planeta), David Attenborough declaró que si seguimos destruyendo el hábitat de las otras criaturas, como lo hicimos en las últimas décadas, la mitad de las especies en el planeta desaparecerán en un lapso de tiempo que irá de los próximos 50 hasta los próximos 100.  Se trata de algo horrible, y sin embargo, se hace muy poco para acabar con esta hemorragia de vida.  Algunos biólogos, como Edward Wilson, autor de The Diversity of Life (1993, Penguin) hacen notar que esta extinción actual no es causada por las condiciones cósmicas o climáticas sino por una sola especie–  el Homo sapiens.   Incluso si se considera la cuestión desde un punto de vista egoísta,  la especie humana necesita esta diversidad de las especies por sus necesidades  alimentarias y  médica. Y por último, y más escalofriante, el espasmo de extinción contemporánea no es una nueva podadura de la vida que dará origen a una nueva era de creatividad biológica. Desgraciadamente se trata de una gran esterilización por la cual la generación futura maldecirá esta generación derrochadora y destructiva.

La era cenozoica, que empezó hace 55 millones de años

Durante los siguientes cincuenta y cinco millones de años, la Tierra dio la bienvenida a los roedores, a las ballenas, a  los monos, a los caballos, a los gatos y a los perros, a los simios, a los animales de pastoreo, a los elefantes, a los camellos, a los cerdos, a los babuinos, a los primates y a los primeros humanos. Era la era de las flores, de los primates y de los homínides.  Los primates descienden de los mamíferos y aparecieron hace unos 55 millones de años. Los 50 millones de años siguientes se diversificaron en lémures, tarsiers, gibones, orangutanes, gorilas, chimpancés, monos, simios y finalmente homínides. Existen aproximadamente 200 especies de primates.

La aparición de los humanos

Hace 7 millones de años, una nueva especie se separó de la línea de los chimpancés.  Se trata de los llamados Australopitecos. Eran bípedos y aparecieron en África. Uno de esos, bautizado ‘Lucy’, se descubrió en Etiopía en 1974. Era muy pequeña, medía solo tres pies y medio y tenía una cavidad cerebral de 400-500 cm3. Ella representa la primera línea de los Australopitecos.

El grupo que utilizó verdaderamente utensilios es el del Homo habilis que, como los Australopitecos eran bípedos. E luso cada vez más hábil de las manos ‘estimula’ una mayor cavidad cerebral igual que una mayor inteligencia.  Es así que aumenta la capacidad de los humanos de maniobrar a otras criaturas y de capturarlas para alimentarse.

Los conocimientos actuales indican que el Homo erectus está vinculado al Homo habilis. Apareció hace aproximadamente 1,8 millones de años en Kenya y sus características se acercan más al hombre que a los simios. Algunos científicos piensan que el Homo erectus no es el antepasado de los humanos, sino más bien una evolución que no tuvo descendencia, aunque una evolución muy exitosa en más de 200 000 años. Afirman que los primos, Homo ergaster, que se quedaron en su casa en África tienen más posibilidades de ser nuestros antepasados. Aparecieron hace unos 400 000 años en África. En Europa, se conocen bajo el nombre de Homo neanderthaensis.

Los antepasados directos de nuestra especie, Homo sapiens sapiens, aparecieron en África hace unos 100 000 años. Sabían hablar. El uso de la palabra los llevó a tener relaciones sociales más sólidas y también a desarrollar un lenguaje simbólico y el arte además de saber cantar y bailar.  Este grupo pobló el planeta relativamente en poco tiempo. Durante la mayoría de su existencia en la Tierra, el Homo sapiens sapiens fue cazador y cosechador. Era la era tribal, un periodo de gran creatividad para la humanidad. Una gran variedad de lenguas y de sistemas sociales, políticos, morales y religiosos apareció durante esta primavera de la creatividad humana. Las poblaciones tribales crearon el mundo del mito e identificaron y dieron forma a un gran número de estructuras arquetípicas de la conciencia humana que sigue guiando nuestra vida religiosa y profana hoy.

El comienzo de la agricultura

Hace 12 000 -10 000 años, durante el periodo neolítico, aparecieron nuevas estructuras sociales, igual que nuevas tecnologías, como el tejido y  la cerámica. La agricultura empezó con la domesticación del trigo y del arroz, además de las ovejas, de los cerdos, del ganado, de los caballos y de los pollos. Uno de los cambios mayores que los humanos le trajeron al planeta está vinculado a la introducción de la agricultura, aproximadamente 11 000 años a. J.-C., es decir sembrar, cosechar y domesticar los animales. Una de las consecuencias más importantes de la agricultura fue el aumento de la densidad demográfica, ya que los agricultores vivían en comunidades. Naturalmente los cazadores y los cosechadores llevaban su vida conjuntamente a los agricultores.

Las civilizaciones

Entonces, hace aproximadamente 5 000 años, empezó la historia de la civilización occidental. Esta y muchas otras culturas nacieron en las valles de los ríos – el Tigres y Euphrate, el Indus, el Ganges y el Yangtsé. En Mesoamérica, entre los Mayas y los Aztecas, la cultura era de alguna manera diferente.

Las religiones clásicas, como el Judaísmo, el Budismo, el Hinduismo y el Cristianismo, comenzaron a aparecer hace unos 3 000 años  y empezaron a formar en profundidad nuestra conciencia moral y religiosa. A través de la agricultura y las nuevas formas de vida, los humanos empezaron a darle ampliamente forma al medio ambiente.  Es esa la época en que aparecen las aldeas ; de esas primeras estructuras sociales sencillas nacen entonces pueblos y ciudades.

Durante este periodo, se inventó la escritura, que ayudó a solucionar los numerosos problemas organizativos que las numerosas y extendidas culturas planteaban a los responsables políticos y comerciales. La palabra escrita permitió a las sociedades poner por escrito sus mitos preferidos, sus historias, sus poemas y sus liturgias. En la esfera legal, permitió a los responsables promulgar leyes  y a los eruditos trazar el movimiento de los cuerpos celestes, lo que llevó más tarde a la elaboración del calendario.

Otro importante legado de esta era, es el desarrollo del pensamiento abstracto que comenzó en Grecia en el siglo IV a.- J.-C.,  siguió en la época romana y en la Edad Media hasta nuestros tiempos.

La era tecnológica

Esta era empezó hace unos 200 años y se fundó en las intuiciones científicas de personas como Roger Bacon, René Descartes e Isaac Newton.  Esta nueva era científica dio origen a tecnologías revolucionarias. A medida que las tecnología se hacían más sofisticadas, los humanos adquirían más capacidad de transformar el mundo de la naturaleza con medios extraordinarios. Una buena parte de esa transformación tuvo lugar bajo la presión del sistema de la economía capitalista y liberal.

La prima fase de la revolución industrial empezó en Gran Bretaña. La fuente de energía era el carbón que era abundante. Ella llevó a la revolución del vapor. Después, los descubrimientos de Thomas Edison sobre el uso de la electricidad, y el descubrimiento y el uso del petróleo a finales del siglo XIX llevó a la fase eléctrica y petroquímica de la era industrial. Los estudios de física a caballo del siglo XX llevaron por último a la aparición de la fuerza nuclear, civil y militar.  Esta era empezó con el bombardeo de Hiroshima el 6 de agosto de 1945. Otras revoluciones en el siglo XX llevaron a la era de los micro-chip y a la era digital. En el ámbito de la biología, los avances de la genética y de la biotecnología condujeron a la era biotécnica en la agricultura y en medicina. En To Care for the Earth, escribía; no se puede negar que algunas comodidades y ventajas de esta era han contribuido en facilitar la vida laboral de mucha gente, pero el coste ha sido enorme. La era industrial ha cambiado la química, la geología y la biología del planeta Tierra y ha afectado todas las fases anteriores del a historia del universo de una manera irreversible[vi].

Un atlas producido por la American Association for the Advancement of Science (AAAS), intitulado Atlas for Population and Environment, muestra en qué medida la tecnología ha transformado el mundo. Un gran número de esos cambios provocan danos enormes a la estructura de la Tierra. Dos tercios de los ríos en el mundo han sido condenados por la electricidad y la irrigación.  El desafío del siglo XXI consiste en desarrollar tecnologías que actúen conforme al proceso de la Tierra. Hemos cambiado la química del planeta e incluso la geología del planeta.  Los humanos necesitan cambiar radicalmente su forma de ver y de considerar la Tierra  igual que de relacionarse con ella.

El gran trabajo

Según Thomas Berry, en su obra The Great Work, a medida que entramos en el nuevo milenio, los humanos están llamados a realizar una transición del periodo de la devastación humana del planeta a un periodo en que los humanos establezcan una relación de fortalecimiento mutuo con el planeta. Responder a ese grito de la Tierra y al grito de los pobres debería estar en el centro del seguimiento de Cristo y de la misión hoy.

Notas

[i]  Hawking, Stephen, 1988, A Brief History of Time, Bamtham Books, p. 34.

[ii]  Ponkinghorne, John, 1996,  Science and Christian Belief,   SPCK, Londres, p. 195.

[iii] Richard B. Larson y Volker Broom, “The First Stars in the Universe”, Scientific America, Special Edition, Vol. 14, no. 4, 2004, p. 4.

[iv] Idem, p. 11.

[v] Colin Tudge.  2000. The Variety of Life: A Survey and a Celebration of All the CREATURES that have EVER LIVED, Oxford University Press, p. 233.

[vi]  Seán McDonagh, 1985, To Care For The Earth, Geoffrey Chapman, Londres, p. 92.

Posteado por: Juan | mayo 17, 2014

El Proyecto Illustris – El Universo Virtual

El día 7 de mayo la NASA ha publicado este video del proyecto Illustris, un simulacro de 13 billones de años en dos minutos, “la primera versión virtual del universo”. Muestra a formación de la materia oscuro, hidrógeno, los elementos pesados, la materia pesado, los agujeros negros y las galaxias. Fue producido durante 20 millones de horas de CPU, uniendo 12 billones de coordinados en un cubo de 35 millones de años luz.

 

Y si quieres leer una buena síntesis de la cosmología nueva, hay de la Universitat de Barcelona en la página web

http://www.astronomia2009.es/El_Tema_del_mes/Octubre:_Cosmologia/Cosmologia:_la_historia_del_Universo.html

Posteado por: Juan | julio 25, 2013

La Evolución de las Estrellas

http://chandra.si.edu/resources/flash/stellar_evolution.html

Una página interactiva sobre el proceso de la evolución de las estrellas

 

(Traducción de un artículo en Metanexus.net

http://www.metanexus.net/essay/big-history-and-big-politics)

Los Grandes Historiadores (proponentes de la “Gran Historia”) sitúan el registro escrito del pasado humano dentro del registro natural de todo el pasado. Al recurrir a las ciencias naturales han revolucionado un campo que en la academia normalmente se ha colocado dentro de las Humanidades o las Ciencias Sociales. Han estudiado la luz, las rocas, los huesos y la sangre, así como los textos escritos, y luego han replanteado la narrativa del tiempo y el lugar humano en ella. Estudian la naturaleza para contar una historia del pasado entero de lo cual ha surgido y permanece integrada la humanidad. Esto proporciona un contexto para entender el presente y opciones para ejercer influencia constructiva en el futuro.

El trabajo de los Grandes Historiadores no sólo desafía su propia disciplina a redefinirse, hace lo mismo con otras disciplinas como la ciencia política. Las ciencias físicas y la Gran Historia, a veces también llamado la Evolución Cósmica, ofrecen mucho a los que no se centran tanto en el tiempo como en la política. En cierto modo, esto no es nada nuevo. El famoso filósofo griego Aristóteles escribió un libro de Física y otro de Política. En este último, escribió que los seres humanos son por naturaleza animales políticos. En la Edad Media europea, Tomás de Aquino desarrolló el pensamiento aristotélico sobre la ley natural, argumentó que los humanos fueron creados dentro de una comunidad políticamente constituida. En los siglos XVII y XVIII, los filósofos del Estado de la Naturaleza como Thomas Hobbes, John Locke y Jean Jacques Rousseau postularon la política humana antes o sin las instituciones como el Estado. Querían determinar cómo construir los estados para que ellos ayudaran a resolver los problemas básicos de la naturaleza humana. A pesar de todas sus diferencias, todos vieron la política humana como enraizada en la naturaleza. Ninguno de ellos tenía la misma comprensión de la naturaleza como se ha desarrollado desde Darwin, Einstein, Hubble y otros en los últimos dos siglos.

La Gran Historia y las ciencias físicas actuales nos llevan a una nueva comprensión de la ciencia política y la naturaleza humana. La complejidad emergente de relaciones sostenidas y estructuradas que incorporan las anteriores en nuevas combinaciones y con nuevas propiedades es posible debido al acceso a fuentes de energía de alta calidad. La segunda ley de la termodinámica nos llevaría a esperar la entropía, o transiciones de mayor a menor orden, en lugar de la complejidad emergente. Sin embargo, desde el Big Bang hasta nuestra época actual de globalización parcial, se puede observar en algunos lugares un proceso de creciente complejidad. Si podemos resolver nuestra crisis actual de energía de forma sostenible, y si tengamos la imaginación, este proceso puede continuar. Sin embargo, no había uniformidad en la complejidad emergente en el pasado y no hay garantía de que continuará en el futuro próximo.

La Materia Bariónica

Por favor considere la narrativa de la Gran Historia a través del lente de la política. Nada se convirtió en algo hace 13,82 mil millones años, y comenzó a expandirse desde un punto infinitamente caliente y denso sin masa en nuestro universo. Puede ser que nada está siempre pulsante y se está convirtiendo regularmente en una variedad de formas de algo. Tal vez vivimos en un multiverso como palomitas de maíz con un número infinito de Big Bangs ocurriendo todo el tiempo en formas que no podemos descubrir o imaginar. Otros universos pueden estar compartiendo nuestro espacio o estar en otros lugares. O tal vez nuestro propio universo yo-yo tiene un conjunto infinito de ciclos de miles de millones de años. Estábamos acostumbrados a pensar que sólo había una galaxia. Después nos hemos preguntado si había otros planetas habitables. Ahora sabemos que existen grandes cantidades de ambos. ¿Por qué debería ser el nuestro el único universo? Sin embargo, por ahora limitaremos prosaicamente nuestra atención a nuestro propio universo.

La radiación infinitamente denso y caliente inmediatamente después del Big Bang fue dramática, pero en gran parte tan uniforme una situación como haya existido en la historia de nuestro universo. Si los Estados Unidos era una nación formada por 13 ex colonias y podría adoptar el lema latino, e pluribus unum (de muchos uno), el universo podría adoptar lo contrario – de uno muchos (Multa ab uno). Una increíble variación surgiría después del período de la radiación inmediatamente después del Big Bang.

Casi inmediatamente después del Big Bang de nuestro propio universo, cuando la energía primeramente se congeló en la materia normal o bariónica, seis tipos de quarks aparecieron. Pueden aparecer de nuevo si los protones y los neutrones se estrellan uno contra el otro con los niveles de energía suficientes. Cuatro de ellos llevaban vidas extraordinariamente breves antes de volverse energía; no avanzaron a crear formas más complejas de materia. Sin embargo dos de ellos – los quarks de arriba y abajo – sí formaron vínculos cuando aparecieron. Este será un patrón. Hay cosas que sí van a participar en la complejidad emergente. Muchas no lo hacen.

Por lo menos los quarks que sobrevivieron formaron vínculos. Por cada billón y una de partículas de materia que aparecieron, un billón de partículas de antimateria con gira opuesta también aparecieron. En vez de jugar bien juntos, la materia y la antimateria se aniquilan entre sí. Este caos resulta una buena cosa desde nuestro punto de vista, ya que si toda la materia que apareció hubiera sobrevivido, el ​​universo habría estado demasiado lleno para desarrollarse en nosotros. Y mucho se mantuvo. Suficiente materia para finalmente hacer cien mil millones de galaxias, cada una con un promedio de cien mil millones de estrellas – todo ha sido formado por los restos de la gran destrucción. La destrucción puede ser muy creativa.

Los quarks sobrevivientes afortunados no existían de manera aislada, sino que siempre existen en tríos. Su relación se estructura por la fuerza fuerte que está mediada por el intercambio de los gluones. Dos quarks de arriba y uno abajo forman un protón con carga positiva, dos de abajo y uno de arriba forman un neutrón. ¿Por qué la fuerza fuerte es exactamente tan fuerte como lo es y no más débil o más fuerte? ¿Es diferente en otros universos? ¿Quién sabe? Es solamente la forma en que hacemos las cosas en nuestro universo. Pero si fuera diferente en absoluto, no estaríamos aquí ni ninguna otra cosa que conocemos.

Los quarks no se funden en una masa indiferenciada. Cada protón y neutrón está formado por dos tipos diferentes de quarks. Ellos se relacionan entre sí a través de la fuerza fuerte, pero mantienen su distancia también. En relación con su propio tamaño, los quarks tienen una necesidad marcada por el espacio personal. Cada uno de estos tres se mueve en una danza constante alrededor del otro. Ellos siempre están relacionados, siempre en movimiento, siempre distintos. La naturaleza en reposo es difícil de encontrar. La naturaleza está girando, moviéndose; es inquieta.

Los protones y los neutrones que se formaron rápidamente después del Big Bang están con nosotros aún después de casi 14 billones de años. De hecho, son nosotros y todo lo que podemos ver o sentir. Las relaciones estructuradas entre los quarks individuales se han mantenido notablemente. Por más inventiva y creativa que sea la naturaleza, también mantiene ciertas cosas durante mucho tiempo. Si el liberalismo  se define por el cambio y el conservadurismo por mantener las cosas como están, podemos contestar una pregunta interesante. Algo surgió de la nada en el Big Bang. Ese es el cambio. A la vez los quarks pueden mantener sus relaciones por decenas de miles de millones de años. No hay mucho más de un statu quo que eso. Así ¿es el universo liberal o conservadora? Cada politólogo inquisitivo quiere saber. Y la respuesta es – sí.

Unos trescientos mil años después del Big Bang, cuando el universo había expandido lo suficiente como para enfriar lo suficiente, la fuerza electromagnética mediada por el intercambio de fotones podría estructurar una relación sostenida entre los protones y los electrones. Aparecieron los átomos. El hidrógeno, con un protón y un electrón, apareció en gran cantidad. Si se suma por su masa, aproximadamente tres cuartas partes de todos los átomos en el universo son todavía de hidrógeno. Si se cuentan por la cantidad de átomos constituyen aproximadamente el 90% de todos los átomos. También constituyen 63% del número de átomos en su cuerpo (10% en masa). Como se ha dicho, el hidrógeno es un gas incoloro e inodoro que, dado el tiempo suficiente, se convierte en ti. Y en mí.

El helio, con dos protones y dos electrones, formó alrededor de un cuarto de la masa de todos los átomos de que existía en aquel entonces (9% en cantidad). Hubo también una pizca de deuterio, o hidrógeno pesado (un protón, un neutrón y un electrón), isótopos de helio y litio (tres protones y electrones). Las nubes primordiales enormes de átomos de hidrógeno y helio, con millones de años luz de diámetro, todavía flotan majestuosamente en determinadas zonas del espacio casi 14 mil millones de años más tarde. Algunos han llegado a formar una mayor complejidad, pero muchos no. Como Eric Chaisson ha señalado, “Muchos más átomos están solos y aislados, y sólo un ~0,4% del universo comprende átomos unidos dentro de sistemas complejos, estructurados; aproximadamente diez veces más es materia bariónica suelta (aun siendo normal), que flota en el medio intergaláctico; todo el resto, es decir  ~ 96%, es “oscuro”, no coopera, al menos a nuestros sentidos)”. A veces surge la complejidad, pero más a menudo no es así.

Una vez formadas y sueltas por su cuenta, estos átomos tienden a mantener su distancia. Mientras la fuerza fuerte une los quarks y los protones y neutrones dentro de los átomos, los átomos por sí mismos por lo general les gusta estar solos. Pueden acercarse unos a otros mientras se mueven, pero por lo general evitan conexiones entre sí.

A veces hablamos de una “sociedad atomista.” Por lo general, se refiere a una condición bastante asocial en la que los individuos tienen poco que ver entre sí. La analogía podría ser una mesa de billar con bolas de billar duras sentados por sí solos, en ocasiones chocando entre sí, enviándose en diferentes direcciones. Los átomos pueden ser los bloques de construcción básicos; en nuestra experiencia los bloques por lo general se sientan allí solos. Estamos hechos cada uno de alrededor de 6,7×1027 átomos. ¿Qué somos entonces en nuestro nivel más constitutivo? ¿Somos como los individuos tratados por Hobbes en El Leviatán? ¿Vivimos vidas en gran parte aislados de los demás? Por naturaleza, ¿somos asociales como los átomos? Deben los libertarios buscar nuevos simpatizantes entre la gran mayoría del universo de los átomos aislados? Si buscamos establecer relaciones, ¿tenemos que encontrar la manera de superar nuestra tendencia natural al individualismo? ¿Son los átomos los existencialistas perfectos, destinados a vivir vidas de desesperación solitaria y luego morir en paz, en una noche oscura y lluviosa? Y ya que estamos hechos de átomos, ¿somos realmente así, dejando todas las sutilezas de lado?

Pero ¿y si la historia es una de comunitarismo emergente en lugar de individualismo? Recordemos que incluso el más simple de los átomos – los que tienen sólo uno o dos protones y siguen siendo los más abundantes en el universo – son cada uno un conjunto de relaciones continuas y estructuradas. Los quarks, que momentos antes no existían, comenzaron a ser relacionados a través del intercambio de gluones mediando la fuerza fuerte. Los atomos, que no existían antes del Big Bang más 300.000 años, añadían una relación entre los protones y los electrones. Los átomos son conjuntos de vínculos continuos y estructurados.

En nuestra médula más constitutiva, estamos construidos más de vínculos que de bloques de construcción. Los quarks y los electrones son más difusos que sólidos. Su “dureza” viene de las fuerzas que definen sus relaciones. Lo que existe entre las cosas es tan real como las cosas mismas.

Las Estrellas

Pero ¿qué pasa con los átomos evitándose entre sí? Las relaciones dentro de los átomos están muy bien, pero más allá de eso, naturalmente mantienen la distancia. Bueno, los átomos no son abandonados a su propia suerte. Existen dentro de un marco más amplio que actúa sobre ellos.

Cuando se formaron, los átomos no estaban perfectamente distribuidos, si por perfecto queremos decir “igual”. Estaban un poco más densamente distribuidos aquí, un poco menos allí. Esta asimetría, la distribución desigual, o imperfección fue otro acontecimiento muy afortunado. La gravedad no tiene fuerza en las distancias relativamente pequeñas entre los quarks. Sin embargo, el espacio entre los átomos puede ser justo lo suficiente para dejar que comenzará a funcionar. Un grupo de átomos de aquí puede ejercer atracción gravitatoria sobre un grupo más pequeño allí. Si todos los átomos estuvieron distribuidos por igual, su atracción gravitacional sobre sí hubiera cancelado todo y ellos nunca se hubieron vinculado entre sí. Sin embargo, con la asimetría, las regiones más densas podrían empezar a atraer los átomos agrupados un poco menos densamente. La gravedad seguía atrayendolos, aumentando su densidad y el calor. A medida que fueron jalados más cerca, comenzaron a girar más rápido, como una patinadora artística levantando sus brazos. Una vez logrado suficiente densidad y calor, con átomos moviéndose cada vez más rápido, los átomos superaron su preferencia para permanecer lejos el uno del otro. El hidrógeno comenzó a fusionar. No sólo se encontraron con los demás,  los núcleos de hidrógeno podrían pegarse entre sí, formando helio con sus dos protones y dos neutrones, todos unidos por la fuerza nuclear fuerte. La gravedad fue el gran pegamento para los átomos que por su cuenta se hubbieron quedado parados torpemente a lo largo de la pared durante el baile.

Pero los átomos recientemente unidos fueron menos que la suma de sus partes. Cada nuevo átomo de helio pesa poco menos que los átomos de hidrógeno que se habían combinado para formarlo. La materia perdida se había convertido en energía. La fusión causó una explosión de energía. La gravedad seguía tratando de jalar los átomos. El equilibrio entre estas dos fuerzas resultó en la formación de estrellas. El cielo negro empezó a titilar.

Mientras se formaba el helio, la gravedad atrajo más, hasta que se calentó lo suficiente como para iniciar la fusión en elementos más pesados, como el nitrógeno. Esto liberó la energía y permitió la gravedad atraer los elementos recién formados más cerca, hasta que ellos también comenzaron a fusionarse, formando carbono y neón. Esto se repitió cuando el oxígeno, magnesio, silicio, y sulfuro fueron fundidos. Las estrellas más grandes, con masa suficiente como para permitir que la gravedad continuara atrayendo los elementos recién fusionados, desarrollaron una estructura de capas como una cebolla, con los elementos más ligeros en la periferia, los más pesados ​​sucesivamente formando capas más cerca a la médula. No sólo puede haber cosas nuevas bajo las estrellas, las estrellas mismas eran algo nuevo. La fuerza fuerte, el electromagnetismo, la gravedad y la fusión formaron vínculos entre los átomos dentro de la estructura de una estrella.

La atracción gravitacional entre las estrellas y la materia oscura formó las galaxias o agrupaciones de estrellas en distintos patrones. Las galaxias formaron vínculos debido a la gravedad en los grupos locales y en los patrones más grandes. El trabajo teórico del P. Georges Lemaître, confirmado por la evidencia recogida por Edwin Hubble, demostró no sólo que había más galaxias que nuestra Vía Láctea, pero que al alejarse del grupo local, están aumentando su velocidad. Puede ser que la energía oscura o la antigravedad están causando que las galaxias sigan distanciándose, con el espacio y el universo expandiéndose a una velocidad cada vez más rápido cuanto más lejos están.

Cuando las mayores de las estrellas comenzaron a hacer hierro con sus 26 protones, la energía fue consumida en lugar de liberada. El equilibrio entre la gravedad y la fusión se rompió. Casi de inmediato, la estrella explotó en una supernova. El aumento repentino de la temperatura durante la explosión permitió la formación casi instantánea de todos los elementos con más de 26 protones por átomo, todos fueron enviados en una corriente en el espacio a velocidades increíbles, a menudo mezclándose con las nubes pre-existentes de hidrógeno y helio que habían estado flotando desde el Big Bang.

Las Moléculas

Los átomos forman de tal manera que los electrones orbitan los protones en capas. La capa más interna está llena con dos electrones, el segundo con 8, el tercero con 18, el cuarto con 32, el quinto con 50. El hidrógeno, con su único electrón, tiene un aviso de “vacante” en su única capa de electrones. Esa capa parece querer un electrón más para sentirse plena. El oxígeno, con sus 8 electrones, tiene 2 en su primera capa y seis en la segunda. Esto deja dos vacantes en su segunda capa. Este es una unión hecha en el cielo. Si dos átomos de hidrógeno conectan con un átomo de oxígeno, cada uno compartiendo sus electrones, cada átomo de hidrógeno puede tener dos electrones en su capa y el oxígeno puede tener 8 en su segunda capa. Todo el mundo está feliz porque se forma una nueva relación entre átomos: H2O – el agua. Esta molécula tiene una nueva propiedad. A la temperatura correcta, tiene la propiedad de la humedad que no existía antes. El agua, que es abundante en todo el espacio, no es la única molécula que se forma. Decenas de moléculas con 2, 3, 4, 5 o más átomos evolucionan naturalmente. Muchos átomos, debido a cómo funcionan las capas de electrones, conducen a la formación de estas nuevas relaciones llamadas moléculas.

No todos los átomos están ansiosos a forman moléculas. El helio tiene dos electrones en su única capa y tiene un aviso de “no hay vacantes” bien iluminada. Se llama un gas noble. Teniendo todo lo que necesitan, la nobleza no requiere relaciones adicionales con los que están necesitados. El vínculo agregado al vínculo no forma una parte de la historia de helio. Mientras que el hidrógeno se convierte en nosotros, el helio, a menudo sólo, va flotando en el espacio. No todo lo que existe es sociable. No todo lo que forma política, o relaciones sostenidas y ordenadas. Vimos la misma indiferencia con cuatro de los seis quarks. Una partícula subatómica formada en la fusión nuclear, el neutrino, actúa en la misma forma. Al igual que los fotones, salen volando de las estrellas en el espacio, pero casi nunca interactúan con nada. Pueden navegar a través de veinte millas de plomo y nunca tocar nada. Ha requerido medidas extraordinarias para detectarlos. La historia y la política no se construyen sobre las espaldas de los dos tercios de los quarks, neutrinos, helio u otros fenómenos antisociales. De hecho, son los individualistas del universo. La historia de la complejidad emergente no es uniforme.

La Tierra y el Surgimiento de la Vida

Después de que una supernova cercana disparó su polvo de estrella en el espacio vecino, perturbando las nubes preexistentes de hidrógeno y helio, la gravedad de nuevo comenzó a reunir la mezcla de elementos y moléculas. Una estrella de segunda generación, en su mayoría hecho de hidrógeno y helio pero también con algo de elementos más pesados ​​en ella – incluyendo el oxígeno, el carbono, el neón y el hierro – finalmente comenzó a brillar como nuestro Sol hace 4,6 billones de años. No es lo suficientemente grande como para permitir que la gravedad crea densidades altas  necesarias para fundir elementos más pesados ​​que el helio. Esto es bueno para nosotros, ya que las grandes estrellas viven rápidas y mueren jóvenes. Nuestro sol avanza a un bonito ritmo pausado de fusión de 600 millones de toneladas de hidrógeno cada segundo, convirtiéndolo en 596 millones de toneladas de helio y más energía que la humanidad jamás ha producido en toda la historia de nuestra especie. Es a causa de su masa que las estrellas como nuestro Sol producen tanto calor y luz. Sorprendentemente, una vez que analices la energía que se libera poco a poco, el flujo de densidad de energía es aproximadamente el mismo que el metabolismo de un reptil.

El ritmo de consumo de su depósito de hidrógeno de parte del sol permitirá que continúe brillando por un total de unos 10 mil millones de años, lo que significa que está en la mitad de la vida ahora. Sus cinco mil millones años de historia ha proporcionado la energía y el tiempo para desarrollarse la Tierra. Tenemos miles de millones de años más antes de que el sol se convierta en un gigante rojo, evapora los océanos y devora la Tierra. Hay tiempo antes de que alguien tenga que conseguir pasajes para un viaje a otro sistema solar.

Mientras la gravedad reunió a 99,86% de la masa total del sistema solar para crear el Sol, los escombros que sobraron fueron puestos a buen uso. En las afueras del disco giratorio que finalmente encendió como el Sol, los restos de la supernova comenzaron a juntarse a través del poder de la gravedad. Los trozos de hierro, níquel, silicio, pedazos de oro, plata, uranio y otros elementos y moléculas tropezaban unos con otros y se unieron. Todos estos golpes creando la energía cinética, por no hablar de la desintegración radiactiva del uranio y otros tales elementos, han hecho  un planeta fundido y caliente que formó su propia estructura de miles de moléculas y los minerales que producían. El hierro y níquel pesados se hundieron en un núcleo denso que sigue siendo tan caliente como la superficie del sol. El silicio y otros elementos más ligeros subieron a la cima. Finalmente, una capa delgada hecha de basalto y granito espumoso podría enfriar lo suficiente para permitir que la superficie terrestre se formara. Más ligeras todavía, las capas externas más frías girando alrededor del hierro y níquel produjeron un escudo magnético alrededor del planeta que nos protege de los vientos solares que de otro modo podrían hacer volar la atmósfera de la Tierra.

El proceso de la evolución química que se había iniciado en el espacio continúa en la Tierra. Los elementos más comunes en la superficie de la Tierra continuaron combinando de muchas maneras. El hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, sodio, magnesio, fósforo, azufre, cloro, potasio, calcio, hierro y otros elementos en la Tierra interactuaron para formar más de 4.700 minerales. Alrededor de fumarolas negras en la parte inferior de los océanos donde las placas tectónicas se separan y donde hay ricas aguas minerales calientes, o en piscinas soleadas empapadas de agua en las playas rocosas, el proceso de la evolución química continuó. Los lípidos que fueron  formados eventualmente desarrollaron membranas. El carbono, con sus cuatro electrones en su segunda órbita y con un total de seis, fue capaz de combinar con muchos otros elementos y fue central en el ciclo de Krebs, que escinde los aminoácidos. Estas moléculas continuaron combinándose hasta integrar membranas, metabolismos (o el acceso a la energía), y el ARN y el ADN que permiten la reproducción con variación en respuesta a los cambios ambientales. El Último Ancestro Común Universal – LUCA “Last Common Universal Ancestor” – fue combinado en la relación más compleja en la historia universal hasta la fecha que conocemos. Las primeras células procariotas eran terrícolas, formados de los productos químicos y los elementos comúnmente disponibles en la superficie de la Tierra. También eran hijos del universo, con elementos forjados en estrellas que habían muerto mucho antes.

La Evolución Biológica

Se ha dicho que el sueño de cada bacteria, la más simple de las células, es convertirse en dos bacterias. La reproducción tiene que ser importante para cualquier especie que piensa en sobrevivir, ya que la muerte de cada individuo forma parte de cómo funciona la vida. La relación sostenida no es una relación eterna. Lo bueno de ser una bacteria es que sus sueños pueden hacerse realidad cada veinte minutos. La reproducción con variación como respuesta a los cambios ambientales es una habilidad perfeccionado por las células procariotas. No se puede discutir con el éxito. Viven en prácticamente cualquier entorno, por más extrema que sea. Desde la gran profundidad a las aguas termales, los procariotas están ahí. Hay más células bacterianas en y sobre tu cuerpo que células humanas que constituyen tu cuerpo. Te ayudan a digerir los alimentos. Y cuando mueras, ellos te digerirán. Estos tipos de células han sobrevivido por casi 4 mil millones de años. Ellos estarán en la Tierra mucho después de que los humanos han desaparecido. Muchas células procariotas siguen un plan que no está roto y no necesita arreglo, aunque ellos siguen ajustándose a las nuevas condiciones, como los antibióticos. Ellos evolucionan rápidamente, aunque como grupo no se ha evolucionado fundamentalmente más complejo.

Sin embargo, después de un par de billones de años de reproducirse felizmente en su mismo nivel de complejidad, algunos llegaron a ser más complejos. Hace unos dos mil millones de años las células eucariotas desarrollaron con un núcleo cubierto con una membrana en la que se guarda ADN más complejo. También comenzó a recibir una célula mitocondrial, lo que proporciona una capacidad de quemar hidratos de carbono y nos permite disfrutar de comer los donuts.

Un conjunto más complejo de relaciones dentro de la célula llevó a vínculos más complejos entre las células. Películas de bacterias en la superficie del océano o acumulaciones en formaciones rocosas de estromatolitos en charcos costeras eran pasos hacia formas de vida multicelulares. Otro paso en la cooperación multicelular vino con criaturas como las esponjas. Estas se forman por el mismo tipo de células que todavía podrían especializarse en cumplir diferentes funciones. Algunas células tomaron el agua rica en nutrientes, otros expulsaron el ​​agua drenada de nutrientes. El mismo tipo de célula, diferentes tareas. Pasas estas células a través de un colador para que se separen y a medida que caen a la parte inferior de un tanque, se unen de nuevo para formar otra nueva esponja. Estas son las células cooperativas, nada de individualistas.

Relaciones entre estructuras de cuerpo cada vez más complejas, formadas por diferentes tipos de células, se ven en ejemplos como los cnidarios, o medusas, vistos por primera vez hace unos 800 millones de años. Ellos tienen pequeños arpones que pueden inyectar la presa con veneno, tienen estructuras tales como una boca / ano y tienen dos capas de tejido. Su sistema nervioso se extiende bastante uniforme a lo largo del animal. Las medusas todavía existen y están bien. El Espantapájaros en el Mago de Oz parecía llevarse muy bien sin un cerebro, y lo han hecho los cnidarios. Han existido 4.000 veces más tiempo que homo sapiens. Ellos no ven ninguna razón para desarrollar una mayor complejidad.

Aún así, hubo mutaciones adicionales que aparecieron en el entorno de aquel entonces. Los platelminto (flatworms) introdujeron un plan corporal hace unos 590 millones años, con un lado derecho y un lado izquierdo, lado dorsal y un lado ventral, y una frente y una parte posterior. Los órganos sensibles se pusieron en la delantera, junto con unos ganglios de las células nerviosas para interpretar los datos entrantes. Los cordados, como los mixinos actualmente existentes, pusieron un cordón a lo largo de su parte posterior para proteger el flujo de información a partir de los ganglios con el resto del cuerpo, pusieron la boca hacia adelante y el ano atrás. Hace unos 525 millones años los vertebrados comenzaron a romper ese cordón en segmentos óseos, algo que ofrece una mejor protección y definición. Los primeros animales a aventurarse fuera de los mares a la tierra, como Tiktalik, tenían muñecas para ayudarse a mover en tierra y un cuello para ayudarse a mirar alrededor. Hace unos 360 millones de años, los primeros amniotas podían recrear el mundo acuático en el que la reproducción se había llevado a cabo inicialmente, y comenzaron a producir huevos con una capa protectora y un interior acuoso. Hace unos 360 millones de años los mamíferos aparecieron por primera vez y tenían, entre otras cosas, un sistema auditivo más complejo, con más piezas que ayudaron a escuchar mejor. La historia de la evolución es en parte una historia del aumento de la complejidad de las estructuras del cuerpo, con vínculos más complejas entre un mayor número de partes.

Vale la pena recordar un par de cosas: En primer lugar, parte del motivo por este desarrollo fue en respuesta a la dura competencia entre dos o más especies. Una carrera de armamentos entre los que buscan a comer a los demás y aquellos que buscan no ser comido era bueno para seleccionar qué individuos podrían sobrevivir para reproducirse la siguiente generación. Unos vínculos cada vez más complejos fueron impulsados en parte por la dura competencia. En segundo lugar, no hubo aumento constante de la simplicidad a la complejidad. Cinco grandes periodos de extinción entre hace 450 millones de años y 65 millones de años causaron enormes interrupciones. Esto es sólo parte de la razón por la cual más del 99% de las especies que han existido están ahora extintas. Podemos estar pasando por un sexto (auto inducido) período de extinción que esperamos no concluye con la desaparición de nuestra propia especie. Sería una pena desaparecer después de solamente 200.000 años.

Las Relaciones entre los Animales y las Plantas

Las relaciones entre los quarks, protones y electrones, átomos, moléculas, células y partes del cuerpo fueron seguidos por los vínculos cada vez más complejos entre las especies. “The Social Conquest of the Earth” de Edward O. Wilson ofrece un brillante análisis de este fenómeno. A partir de los quórum de bacterias a los bancos de peces, colmenas de abejas, colonias de hormigas, bandadas de pájaros, manadas de bisontes, tropas de los chimpancés, y muchos otros ejemplos, los animales suelen vivir en grupos y los grupos a menudo forman ecosistemas.

No todos los animales viven en grupos. Muchos parecen existir en el aislamiento espléndido para la mayor parte de sus vidas, uniéndose el tiempo suficiente para la reproducción, sin ningún cuidado de los hijos después del nacimiento. Las madres olominas y tiburones serían listas para comer a sus bebés. Las tortugas marinas ponen sus huevos en la playa, regresan al mar, y pueden desear lo mejor para sus hijos, pero es probable que no piensan en ellos. Los cocodrilos ayudan a sus hijos a salir de su cascarón y del nido, después de eso los niños están solos. El cuidado de niños, por supuesto es un problema de tiempos variados para muchas especies. Desde una semana de atención a un par de años es común. Las madres, padres y otros están implicados en diferentes formas, dependiendo de la especie.

En el momento en que llegamos a los homínidos, la estrategia de supervivencia de nuestros antepasados ​​y el aumento de la sociabilidad iban de la mano. Australopithecus y sus antepasados ​​eran probablemente más a menudo presa que cazador. Es posible que hayan saqueado, comido la médula ósea de los cadáveres restos, pero la recolección de frutas, nueces, tubérculos y hojas probable ha proporcionado un elemento principal de su dieta. Aparte de eso, trataron de mantenerse lejos de los depredadores. Tenían pocas armas naturales. Sus dientes no eran rivales para los de los leones. Su velocidad no era rival para los guepardos. No tenían conchas para la defensa ni alas para volar. No es de extrañar que no parezcan haber existido un gran número de los homínidos, que la mayoría de las especies se extinguieron, y que nuestros propios antepasados ​​llegaron cerca de la extinción. Ellos simplemente no tienen mucho a su favor.

El bipedismo, por cualquier motivo que fuera su adopción, permitió un mayor uso de los brazos, las manos y los pulgares oponibles. Una madre podría sostener un niño y recoger fruta a la vez. Pero también altera el esqueleto, restringiendo el canal del parto, lo que hace que el parto sea mucho más peligroso. Esto se convirtió en un problema mayor cuando la mayor arma de los homínidos por fin empezó a desarrollar. El tamaño del cerebro desde australopithecus al homo sapiens se triplicó, con los neandertales siendo los ganadores del concurso de tamaño de cerebro. (Tamaño del cerebro por un australopithecus promedio era entre 375 y 550 cm3, el Homo habilis 500-800, Homo erectus 750-1.225, Homo Sapiens 1200 a 1750, y los neandertales 900-1.880) Los homínidos no podían pelear con especies competidoras, pero podrían empezar a pensar mejor que ellos. Los cerebros en lugar de músculos eventualmente ganaron.

Incluso con el desarrollo del cerebro sólo parcial y los cráneos blandos al nacer, el nacimiento de los niños se había vuelto de alto riesgo. Para dar tiempo para que el cerebro llegue a la madurez, desarrollar un cráneo óseo, y aprender todo lo que necesita para sobrevivir, la infancia de los homínidos requería años. La lactancia materna y el cuidado de los niños daban a las madres tiempo para desarrollar estrechas relaciones con los hijos durante infancias largas.

La mortalidad infantil era todavía probablemente alta. Por un puñado de niños que alcanzan la madurez sexual, tendría que nacer muchos más. Especialmente con vidas útiles de unos 30 años más o menos para los adultos que sobrevivían la infancia, esto significa que durante la mayor parte o la totalidad de la vida adulta de una mujer estaba involucrada con el embarazo y el cuidado de los niños. Las madres que trabajan son la norma. Lo más probable es que ellas provenían la mayor parte de las calorías a través de la recolección y realizaban muchas otras tareas importantes. Aun así, se habrían necesitado apoyo mientras hacían el trabajo importante de lograr que los niños llegaran hasta la edad adulta y así la especie podía sobrevivir. Las relaciones a largo plazo entre las madres y los niños y entre mujeres y hombres cuidadores de los niños eran necesarias para que los homínidos de cabeza grande pudieran sobrevivir.

Es una cosa reunirse brevemente para copular. Es lo que hacen todos los tiburones porque el cuidado de los niños no es un problema. Es totalmente otro conjunto de problemas permanecer juntos durante muchos años para criar a sus hijos, un problema que los homínidos tuvieron que resolver si iban a sobrevivir. Resolver los problemas de alimentación, vivienda y otras necesidades para un grupo de parentesco durante años lleva la solución de problemas y las relaciones a un nivel completamente diferente. Las demandas aumentadas de una larga infancia, y las relaciones adultas a largo plazo que requiere, seleccionaban para una mayor capacidad para encontrar la manera de vivir juntos durante muchos años. Las relaciones de género que resultaron necesariamente de ser una especie bípeda con cerebro grande son las raíces de la política homínido. Las políticas sexuales han cambiado notablemente recientemente con ciclos de vida más largos y tasas de mortalidad más bajas. Las madres ya no pasan sus vidas adultas enteras manejando el embarazo y el cuidado de los niños, y tienen el tiempo y la energía para hacer muchas cosas más.

Como Michael Duffy, quien escribe en la tradición Montessori, señala, a medida que avanzamos por la evolución, “los organismos producen cada vez menos hijos que requieren períodos más largos de atención, lo que lleva a relaciones más importantes y más profundas. Los peces producen miles de huevos y rara vez cuidan a sus crías, los reptiles producen cientos de huevos y sólo tienen un contacto limitado con sus hijos, la mayoría de los mamíferos producen sólo una camada de una media docena de jóvenes y cuidan de ellos durante mucho tiempo a través de la lactancia, y los seres humanos tenemos uno o tal vez dos bebés a la vez y producimos las criaturas que más dependen de los padres en la Tierra!”

Muchas especies han desarrollado sus propias maneras de desarrollar y mantener los vínculos. Los babuinos acicalan unos a otros para controlar los parásitos en la piel. Frans de Waal describe cómo los bonobos utilizan el sexo por las mismas finalidades. Los primates sociales, que no están genéticamente idénticos como las hormigas en una colonia lo son, desarrollaron una “teoría de la mente,” podrían entender las reacciones de los demás. Podrían incluso a veces “sentir uno por el otro”, o sentir empatía. La ley de la selva, como dice de Waal, incluye las prácticas sociales y los acuerdos que luego serían conscientemente convertidos en la ética.

Recoger piojos del cabello de los niños y tener relaciones sexuales han sido siempre parte de la vida de las madres homínidos también. La estrategia de supervivencia de los homínidos nos llevó a desarrollar capacidades para relacionarnos con los demás. Para profundizar las relaciones se necesitaba intercambiar mucho más que gluones y fotones. Si pensabas que la física era difícil de entender, intente la política.

La memoria, la imaginación, el pensamiento simbólico y Exchange

La memoria es un tema muy complicado. Prácticamente todas las especies recuerdan, aunque de maneras muy diferentes. La larga infancia en la que cada persona recuerda su período de dependencia crea memorias a largo plazo de los cuidadores. Los homínidos adultos todavía recuerdan su propia infancia y sus cuidadores. Recuerdan cómo se llevaron a cabo estas importantes experiencias por aquellos que ya están viejos o muertos. Lo que era tan importante ahora ha pasado, pero sigue siendo importante en la memoria. Los recuerdos de lo que ya no es pueden ser ponderados mientras se atiende las tareas actuales.

Tener hijos para los homínidos también conlleva la expectativa de repetir una serie de vínculos a largo plazo. Voy a tener que hacer para mis hijos lo que se hizo para mí. Este bebé va a requerir años de crianza antes de llegar a la madurez sexual. Quien es un bebé ahora en varios años se convertirá en adulto si yo hago lo que tengo que hacer para ayudarle a sobrevivir. Puedo imaginar un futuro a largo plazo, que todavía no existe, pero que yo puedo ayudar a crear. La memoria, la imaginación, la planificación y la ejecución van de la mano.

Ser capaz de recordar lo que ya no es – e imaginar lo que aún no es – está facilitado por el pensamiento y el lenguaje simbólico. Los monos verdes hacen una llamada para avisar de amenazas desde arriba, como un águila, y otra para amenazas en los árboles, como las serpientes, o los del suelo, como los grandes felinos. Cuando un mono hace esa llamada, otros en el grupo miran en la dirección correcta. Un grito que significa águila causa que los demás monos miren hacia arriba. Un sonido y un significado expresado/percibido están vinculados correctamente, ayudando la supervivencia del grupo. Sin embargo, el mono no hace el sonido en la ausencia de la amenaza. No discuten cómo prepararse mejor para una futura amenaza. Los monos verdes no se sientan a la noche discutiendo los ataques de águila de ese día. No hacen dibujos de águilas. No manipulan intelectualmente, ni intercambian símbolos.

El desarrollo de la sintaxis o la gramática y el vocabulario emergió junto con el pensamiento simbólico. La capacidad de considerar las palabras y el significado en la ausencia de referentes inmediatos presentes, ajustarlos, modificarlos y pensar en soluciones alternativas fue facilitada por el lenguaje. La capacidad de comunicar estas ideas de maneras novedosas pero comprensibles significa que se podrían crear nuevos significados.

Recordar e imaginar en la ausencia del referente es una fuente del pensamiento simbólico, la planificación, y eventualmente la actuación. El camino desde la comunicación de los monos al pensamiento simbólico de los homínidos es largo y complejo, y todavía no se comprende todo con exactitud. Pero que fue así parece claro. Por más de 2,5 millones de años en el río Gona en Etiopía, Australopithecus ó Homo habilis fabricaba herramientas de piedra. Otras especies utilizan herramientas también. Los cuervos, lobos, chimpancés y otros usan palos y piedras para lograr diversos fines. Sin embargo, las herramientas de lasca del río Gona fueron formados por fabricantes de herramientas. Ellos tuvieron que seleccionar primero el tipo de roca que querían alterar. Algunos tipos de rocas son demasiado blandos para hacer buenas herramientas. Después tenían que ser capaces de imaginar la herramienta que estaba en el tipo de roca, de imaginar cómo se podría convertir en una herramienta para cortar, raspar, o excavar. Luego tuvieron que llevar a cabo una serie de pasos para crear la herramienta. Esto probablemente se hizo con los demás mirando y aprendiendo cómo hacer esto también. Y recuerde, todo esto estaba pasando más de dos millones de años antes de que apareciera el Homo sapiens.

La fabricación de herramientas se agregó a capacidades más antiguas de usar herramientas cuando las habilidades del pensamiento simbólico y la imaginación eran posibles debido al desarrollo ojo-mano y del cerebro, con relación a las especies anteriores. Los que habían emergido de la naturaleza ya comenzaron a ajustar lo que se encontraban en la naturaleza. La naturaleza en estos lugares complejos llamado homínidos podría comenzar a seleccionar lo que les ayudaba a sobrevivir y vivir mejor. La evolución podría empezar a ser no sólo en respuesta al ambiente, sino algo determinante. La naturaleza se convirtió en algo parcialmente auto-seleccionando en los homínidos.

Tool-making was added to older tool-using skills when symbolic thinking and imagination was possible due to eye – hand and brain development, relative to earlier species. Those who had emerged from nature now began to adjust what they found in nature. Nature in these complex pockets called hominids could begin to select what helped them survive and live better. Evolution could begin to be not only in response to environment, but determinative of it. Nature became partially self-selecting in hominids.

La naturaleza ha mostrado siempre lo creativo que es. No había nada y luego había algo. No había protones y luego estaban. Lo mismo con los átomos, las moléculas, las estrellas, los planetas terrestres y la vida. La transición de una a otra etapa son tiempos de cambio y creatividad natural, pero hubo largos períodos de estancamiento entre cada uno. En relación a estos períodos, el tiempo que le llevó a los homínidos desarrollar su fabricación de herramientas fue bastante rápido, aunque parezca ser extremadamente lento para nosotros. Por el período Oldowan de hace entre 2,6 y 1,7 millones año, australopithecus y/o el Homo habilis habían desarrollado herramientas más sofisticadas. Por el período Achelense hace aproximadamente 1.650.000 a 100.000 años, se habían convertido en herramientas bifaciales, más grandes y más variadas. Las herramientas de forma oval o de pera no son sólo funcionales, sino que también tienen formas que son agradables para nosotros y tal vez para sus creadores. La emergencia natural se había convertido en la creatividad de los homínidos. El camino de la física al arte se estaba abriendo.

El ajuste de la naturaleza se llevó a cabo de diversas maneras. Comer carne y tubérculos duros fue difícil para el tracto digestivo de los primeros homínidos. Cocinarlos los hizo más fáciles de digerir y de mejor sabor. Exactamente cuándo empezó no es cierto, aunque parece haber comenzado hace entre 1.500.000 y 790.000 años, con las piedras alterados por el fuego en Gesherbenot-Ya’aqov en Israel. La transición de la recolección a la caza se había hecho al menos hace medio millón de años, según lo indicado por puntas de lanza y lesiones esqueléticas en presas que se encontró en Boxgrove, Inglaterra y Kathu Pan en Sudáfrica.

Los entierros indican un nuevo nivel de relación. Otras especies como los elefantes lamentan claramente la muerte de miembros del grupo. Pero el entierro cuidadoso de los muertos es una actividad humana. Una vez más, exactamente cuando esto comenzó no está claro, pero hay entierros de hace 80.000 a 120.000 años en Qafzeh, Israel. Aquí, tenemos miembros del grupo recordando las personas que habían muerto e imaginando que tengan una obligación con ellos, incluso después de su muerte. El entierro es una relación con los muertos, lo que requiere la memoria de lo que ya no es. Lo que es real en el presente es sólo una parte de lo que importa. Los recuerdos del pasado – que se encuentren en las relaciones eléctricos/químicos entre las neuronas – pueden ser más importantes que las cosas concretas que uno puede sentir ahora en el presente.

Los cazadores habían entendido desde hace tiempo la diferencia entre la vida y la muerte. Causar que un animal sangrara por las heridas transformó la bestia de una corriendo por el bosque a uno tirado en el suelo. Los cazadores comenzaban a pensar simbólicamente en la “vida” en la sangre que se derramaba en el suelo. ¿La vida del cuerpo entra en la tierra en busca de una nueva forma para habitar? ¿Está el espíritu del animal muerto enojado con el cazador, pensando en volver al mundo para crear problemas si las medidas adecuadas de propiciación no son tomadas por el cazador?

Cuando los bienes funerarios se incluyen en los entierros, parece que tenemos también la imaginación del futuro sumada a la memoria del pasado. Los bienes funerarios sugieren que las personas pensaron que ciertamente podían llevar cosas con ellos. Todo tenía un espíritu: la gente, las montañas, los ríos, las ollas, las armas, etc. La vida o el espíritu de la persona muerta necesitarán los espíritus de diversas herramientas o armas en la próxima vida. Los miembros del grupo fueron socialmente vinculados con los ahora muertos. Se les recuerdan y valoran estos recuerdos. Ellos querían imaginar que su amado vivirá y que las acciones propias de la vida podrían ayudar a los muertos vivir bien. El culto a los antepasados ​​puede ser uno de los orígenes de la religión. Esto parece indicar los poderosos lazos sociales que nuestros antepasados ​​tenían entre sí.

Los descubrimientos en la cueva de Blombos en África del Sur desde hace unos 75.000 años incluyen una roca rectangular grabada. Un diseño como una red o un diamante está rayado, con conjuntos de líneas diagonales y paralelas. Estos no son sólo garabatos sin sentido. Está hecho por una persona interesada en los patrones de percepción y creación. ¿Qué otros patrones eran percibidos y analizados? ¿Las estaciones del año? ¿El crecimiento de las plantas? ¿Los desplazamientos de los animales? ¿Los comportamientos de los demás miembros del grupo? ¿Las líneas estampadas tienen un significado simbólico de una cierta manera parecida a las cruces grabadas, las estrellas de seis puntos o las medias lunas a menudo tienen para nosotros?

Unas conchas con agujeros taladrados también fueron encontraron en Blombos. La cueva se encuentra cerca de la costa y una dieta de mariscos los sustentaba. ¿Usaban las conchas como una manera de ofrecer a los espíritus de los animales muertos un lugar para vivir después de que sus cuerpos habían sido ingeridos? ¿Llevaban collares de conchas por un sentido de la belleza hecha posible mediante el uso o la mejora de lo que ofrece la naturaleza? ¿Qué indican estos artefactos sobre su pensamiento simbólico? Hace tal vez 48 mil años, en la cueva de El Castillo en España, un artista pintó animales y diseños de puntos y rayas en las paredes. Este fue el caso más tarde también en Chauvet, Lascaux y en otros lugares. Los animales que pintaron no estaban modelando para ellos. Los artistas trabajaron de la memoria. ¿Para qué tienen las pinturas de estos animales y diseños en lugares subterráneos? ¿Qué estaban pensando los artistas sobre los animales y los diseños que pintaron? Es difícil no especular. ¿Era la cueva el lugar donde los espíritus de los animales muertos fueron a vivir después de derramar su sangre de sus cuerpos? ¿Estos espíritus estaban en búsqueda de nuevos cuerpos para habitar? ¿Cuál era el significado de las pinturas para los que dibujaron o los primeros que las vieron? Los artistas también escupen la pintura para realizar el contorno de sus manos varias veces. ¿Estaban dejando su firma, queriendo que aquellos que vieran las pinturas en el futuro supieran quién los pintó? ¿Estaban tocando la roca detrás de la cual vivían los espíritus de los animales que pintaban?

La importancia de la reproducción y la fertilidad se hace explícito por las llamadas “figuras de Venus” que se ha encontrado en Hohle Fels en Alemania a partir del período paleolítico superior, la Mujer de Willendorf desde hace aproximadamente 24.000 años, la mujer de Laussel desde hace unos 20.000 años y muchos otros . Estas estatuillas del tamaño de la palma de la mano de las mujeres con los pechos y las caderas exagerados pueden haber ofrecido confort a las madres que pasaban por el embarazo o el parto, o podrían haber tenido cualquier número de otros significados posibles. Los que hicieron las estatuas lo hicieron pensando en la fertilidad y la sexualidad en vez de tener relaciones sexuales. Estas estatuas demuestran un pensamiento simbólico sobre el sexo en la ausencia inmediata de la conducta sexual.

La Gran Historia y la Política de la música es interesante también. El hardware necesario para la transformación de las olas a través de un medio tal como el aire en sonidos percibidos en el cerebro comenzó cuando los habitantes de la tierra sentían las primeras vibraciones en sus huesos. La vista es estupenda, pero no se puede ver alrededor de la curva o sobre la colina. El sonido proporciona información de importancia crucial. Los patrones y tonos de sonido proporcionan información importante sobre el medio ambiente.

Muchas especies producen sonidos, así como las perciben. Algunos pájaros cantarán para anunciar reivindicaciones territoriales o atraer a su pareja. Las ballenas y otros también cantan para comunicarse a largas distancias. Los sonidos pueden transmitir información a otras.

Con el martillo, yunque y estribo incorporados como parte de su sistema auditivo, los mamíferos fueron capaces de escuchar en una manera que los reptiles no pueden. Escuchar las ondas sonoras producidas por las olas del mar, los rugidos del león, los grillos piando y los vientos huracanados rugiendo – todo tenía significados importantes para los homínidos. Escuchar y responder a los bebés dependientes cuando lloraban, separaban los labios para decir “Mamá” con diversas inflexiones de tono, provocó reacciones fuertes entre los cuidadores. Diferentes sonidos han suscitado otras respuestas emocionales profundas, como el miedo o el deseo sexual. La música rítmica y la percusión han fortalecido la identidad del grupo durante los bailes grupales de la tribu. Más adelante pífanos y tambores comunicaban información y reforzaban el coraje durante la batalla. Los temas musicales de campañas electorales identificaban a los candidatos. Los himnos nacionales provocaba el patriotismo. Percibir y tocar la música tiene una larga historia en las relaciones entre los animales y su medio ambiente, y para los animales como los seres humanos entre sí.

El pensamiento simbólico y la imaginación hacen posible combinaciones más allá de los referentes naturales. Un maravilloso ejemplo de esto es el Löwenmesch o Hombre León de Alemania de hace unos 30.000 años. El cuerpo de un hombre bípedo con cabeza de león no era algo que el artista había visto en su vida. Este no fue el trabajo de la memoria solo, sino de la imaginación y la combinación. Indica la capacidad de manipular los símbolos separados de la percepción natural. También indica una capacidad política de crucial importancia –  la combinación de lo que aún no se habían combinado en la naturaleza.

La naturaleza había combinado mucho en el pasado a través de relaciones cada vez más complejas. Los quarks, átomos, moléculas, minerales, células, partes del cuerpo, los grupos de animales y ecosistemas todos unían cosas separadas en combinaciones más grandes y novedosas. Ahora, los seres humanos podrían hacerlo a un ritmo más rápido y con consciencia.

Poner valor en los símbolos para su propio mérito fue exhibida por los artistas tempranos también. Por ejemplo, hay una hermosa escultura de marfil del caballo de Vogelherd, Alemania, desde hace unos 32.000 años. El artista no trató de incluir toda la musculatura de un caballo real. En su lugar, se trata de una forma idealizada con una serie de curvas que fluyen. Esto no es tanto una representación de un caballo física como un ideal que expresa un sentido de la belleza. El artista se deleitaba en la abstracción. Platón llegó tarde con su teoría de las formas. Los vínculos a través del intercambio de palabras, música y símbolos desarrollaron las relaciones humanas. El intercambio de bienes también lo hizo. Esto también tiene una larga historia, comenzando con el compartir de los alimentos para mejorar las relaciones de grupo. Lugares especializadas para la producción de herramientas por homo habilis relativamente lejos de las fuentes de la roca que se utilizaron indica el comercio hasta hace dos millones de años. Las rutas comerciales son cada vez más extensas y establecidas, hasta hace 14 mil años atrás el comercio de obsidiana en el Cercano Oriente y luego la famosa Ruta de la Seda establecieron lo que algunos ven como el núcleo de un sistema político central.

El Desarrollo Político

El Parentesco

El crecimiento del pensamiento simbólico y el intercambio de bienes, palabras, miradas, gestos, sonidos musicales e imágenes artísticas facilitaron el desarrollo político. Hemos hablado de la importancia de los grupos de parentesco. La unión a largo plazo para el cuidado infantil requiere relaciones complejas que demandan gran cantidad de intercambios. Los grupos de parentesco dentro de una economía carroñero/recolector y después cazador / recolector probablemente se volvieron más complejos, pero todavía estaban limitados en tamaño a unos cincuenta o cien personas. Las rutas comerciales más grandes habrían permitido el desarrollo de la complejidad de vínculos. Los grupos familiares necesitaban el intercambio de crías para aparear la próxima generación. Esto condujo, a través de generaciones, a conjuntos complejos de relaciones inter-familiares. Términos tales como “primo segundo” empiezan a indicar tal complejidad.

En las relaciones de parentesco, el linaje es importante. Las lealtades son para los cuidadores y los antepasados ​​comunes. La familia y el parentesco siguen siendo importantes en nuestros días. Las resonancias poderosas se indican cuando grupos más grandes tratan de asumir o imitar las relaciones de parentesco. Los nacionalistas a veces se han referido a su país como la Madre Patria. En los Estados Unidos, George Washington se conoce como el “Padre de la Patria.” Los miembros de la Iglesia Católica Romana llaman a sus sacerdotes “Padre.” Grupos más grandes que no son de linaje a menudo tratan de recurrir a las poderosas fuerzas de parentesco. Uno de los valores de la Gran Historia es la historia científica del linaje real de todas las personas, que se remonta a un pequeño grupo en África hace unos 200.000 años; el vínculo de toda la vida con LUCA, y el nacimiento del Universo en un solo punto. Resulta que en realidades todas tenemos una raíz común. La Gran Historia es la historia científica para un período de Política Humana.

La Agricultura y las Aldeas

Uno de los mayores umbrales de la Gran Historia es la Revolución Agrícola. La transición de la caza y la recolección al cultivo y la crianza de ciertos animales es de importancia crucial. Se trata también de una etapa de desarrollo político. La caza /recolección fue en organizaciones políticas de parentesco. Con la agricultura vinieron pueblos asentados de tamaño creciente, comenzaron a incluir diferentes líneas de parentesco. Esto presenta el pueblo con un enorme problema político: la forma de establecer un conjunto de vínculos sostenidos, estructurados más allá del parentesco.

Una manera de hacer esto es crear dinastías; linajes del pueblo que todos podían ser persuadidos u obligados a adoptar. El linaje ahora se convirtió en una categoría política simbólica, más que algo biológico. En muchas regiones del mundo los montículos y otros cementerios monumentales consagraban el linaje del pueblo. Aquellos dentro de un linaje aún podría tener el derecho a gobernar, pero todos necesitaban intercambiar los símbolos que ayudaron a fomentar la lealtad.

Los dirigentes políticos de estos asentamientos o aldeas durante la era agrícola inicial eran los que tenían acceso y control sobre las mejores zonas de cultivo. Empezamos a ver un aumento en la estratificación social y las desigualdades en la riqueza mientras avanzaba la era agrícola. Algunas residencias y algunas tumbas son notablemente más grandes que otros. La jerarquía en la era cazador/recolector fue más probable basada en la fuerza, el tamaño o la astucia. En cada período el liderazgo también puede ser ejercido por aquellos que llamamos los chamanes o los que podían impresionar a sus compañeros con sus puntos de vista y las relaciones especiales que manejaban. Cuando algunos, por el ayuno, ya sea por elección o por necesidad, llevaban a cabo el baile rítmico mientras se escuchaba la música rítmica repetitiva, añadiendo varios alucinógenos y quizás infligiendo la autoflagelación, probablemente podían haber reportado cualquier número de puntos de vista y experiencias especiales. Las formas se han desplazado, experimentado como viajes en otros reinos. Estos similares a estados de sueño. Los sueños mientras se duerme y los trances despiertos ofrecen conexión simbólica con lo que estaba más allá de los referentes habituales. Las relaciones imaginadas con los diseños abstractos, los antepasados, y el sobrenatural de parte de algunos podrían haber impresionado a los demás y establecido una pretensión de liderazgo.

La identidad aldeana podría desarrollarse y expresarse a través de los estilos de prendas de vestir, ciertos expresiones verbales, u otros identificadores. Las historias sobre el pueblo se podrían contar en las reuniones. Demandó un gran esfuerzo y creatividad incorporar la lealtad a la familia dentro de la lealtad al pueblo.

Las ciudades y los imperios

La arquitectura ceremonial monumental reforzó la afirmación de algunos de un liderazgo simbólico y legitimó su liderazgo. Estar maravillado no directamente del universo, sino de las conexiones especiales de algunas personas con el universo era algo impresionante. Desde Watson Brake en el distrito de Ouachita de Louisiana desde hace unos 5.400 años hasta Saqarra de Imhotep en Egipto hace unos 4.700 años, los cementerios grandes comenzaron a anunciar la aparición de familias líderes de tiempo completo. Túmulos grandes y estilizadas llaman la atención si no de los dioses, por lo menos de los espectadores humildes que estaban delante de ellos durante las ceremonias. Los equivalentes en la América moderna son el obelisco alto y tieso en honor al Padre de la Patria, o los monumentos de Jefferson y Lincoln en el que los peregrinos políticos puede pararse con reverencia frente a los líderes más grandes que la vida, que tienen un significado mítico y personifican la sucesión presidencial que lleva al líder nacional actual.

La arquitectura monumental grande anuncia también la aparición de nuevas unidades políticas de las ciudades con mayor población y las relaciones entre las ciudades dentro de las asociaciones y las naciones o imperios regionales. Eridu, Uruk, Ur, Çatalhöyük, Jericó, Damasco, Mohenjo-Daro, Tenochtitlán, Teotihuacan, Xi’an y otras grandes ciudades representan una transición a las unidades políticas más grandes y complejos. A veces, estos se convirtieron en los centros de imperios, a veces se combinaron con otras ciudades dentro de imperios como el Imperio Accadio de Sargón el Grande desde 2400 antes de Cristo, el Imperio Nuevo del Antiguo Egipto del siglo XV aC gobernado por Tutmosis III, el imperio Assirio de 2000 – 612 aC, el Imperio Medo en Persia en el siglo VI aC, el Imperio Aqueménida 550-330 aC, el Imperio Maurya 321-185 aC, los Romanos, Han, Bizantina, Qing, Mongoles, Árabes, Otomanos, Ashanti, e el imperio Mogol.

Los imperios europeos modernos eran transformadores a través de la incorporación de la Revolución Industrial. Los imperios británico, francés, holandés, alemán y japonés fueron construidos por los buques de ​​acero, el petróleo, los ferrocarriles, los vehículos de gasolina. Los imperios rusos y estadounidenses combinaron estos en la era de la informática con la energía y las armas nucleares.

Los imperios han sobrevivido durante distintos períodos de tiempo, a veces con una duración de un número de siglos. La sobre-extensión imperial a menudo los ha agotado. Esto ocurrió recientemente con el imperio soviético, que colapsó ya que muchos de sus estados satélites se han independizado. Puede estar ocurriendo ahora con el imperio norteamericano, con un estado que se está convirtiendo irremediablemente endeudado. Los cientos de bases militares de los Estados Unidos se suman a un presupuesto militar que es equivalente a los de los próximos veinte estados combinados – y el déficit presupuestario de Estados Unidos que, junto con los derechos y los intereses de los préstamos anteriores, se suman a la explosión de los préstamos en los Estados Unidos.

Las luchas por el poder dentro de los imperios y entre algunos de ellos son la materia de la historia tradicional. Las listas interminables de batallas y los flancos de los ejércitos pueden presentar un cuento deprimente del pasado humano. El cuento de la guerra de Troya de Homero es lo suficientemente heroica, pero también no es más que otra escena de batalla mortal. Y las cosas no parecen haber mejorado mucho. Comenzamos el siglo XX con una guerra para terminar todas las guerras, seguido de un terrible Segunda Guerra Mundial, veinte años después. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ha habido cerca de 250 guerras con más de 50 millones de personas muertos, decenas de millones de heridos, y un sinnúmero dejado sin hogar.

¿La Política Grande?

¿Qué reemplazará el momento unipolar de los Estados Unidos después del final de su imperio? ¿Va a ser sustituido por otro imperio? ¿El retorno a un mundo multipolar como el que existía en Europa en el siglo XIX?¿Estamos en una transición a un nuevo nivel de complejidad que incorpora las relaciones entre los quarks, átomos, moléculas, células, estructuras corporales, familias, pueblos, ciudades, naciones dentro de una humanidad más estrechamente relacionado dentro de nuestro entorno común?

Algunos encuentran evidencia esperanzadora para que ocurra una transición así. La investigación en misiles a partir de la Segunda Guerra Mundial y continuando a través de la Guerra Fría es responsable por gran parte de la tecnología que produce la foto “Subida de la Tierra” en la luna, una bandera para la globalización desde que fue llevado primero por el astronauta William Anders en 1968 durante la misión del Apollo 8. Steven Pinker argumenta en “Our Better Angels” que hemos experimentado una tendencia prometedora de disminuir el uso de la fuerza. Los seres humanos son realmente capaces, según él, de ejercer su auto-control, la empatía, la moral y la razón. Hemos visto el surgimiento de gobierno reclamando el monopolio sobre la fuerza y la violencia. Muchas regiones del mundo tienen relaciones comerciales y financieras sólidas. Hemos visto una mayor alfabetización, la urbanización, la movilidad y el acceso a los medios de comunicación. Esto ha llevado a una mayor comprensión entre las culturas. Ha habido un cierto aumento en las diversas formas de la democracia. Por más malas que hayan sido las numerosas guerras desde 1945, no ha habido una guerra nuclear que termina la civilización. Veinte años separan la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, se ha pasado 68 años desde la Segunda Guerra Mundial sin la Tercera Guerra Mundial. No hay razón para la complacencia todavía, por supuesto. Hubo un siglo entre las guerras napoleónicas y la Primera Guerra Mundial, por lo que todavía tenemos que igualar los éxitos del siglo XIX. Aun así, puede ser que haya un aprendizaje colectivo sobre cómo mantener la paz.

La amenaza de la degradación ambiental, la contaminación y el cambio climático podría hoy ser más acuciante que la amenaza de la guerra. La disminución de las reservas de combustibles fósiles y el aumento en las emisiones de carbono combinar en una crisis energética. Si esta crisis no se puede resolver de forma sostenible, las consecuencias podrían ser negativamente transformadoras. Por el otro lado, dentro de la última generación las preocupaciones ambientales han pasado de ser marginales a centrales para un gran número de personas.

Las esperanzas de los que establecieron las Naciones Unidas con frecuencia parecen ilusorias, mirando el rendimiento real del cuerpo desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, las naciones del mundo continúan perteneciendo al mismo e incluso hacen uso productivo de la ONU a veces. Estamos muy lejos de un gobierno mundial, pero también lejos de la anarquía internacional. Sin embargo, en algún punto intermedio, tenemos varias organizaciones internacionales que logran muchos propósitos.

¿Hacia dónde vamos?

¿Qué podemos concluir de nuestra viaje de 13.82 billones de años en este universo? El acceso a la energía de alta calidad en algunos lugares ha permitido una mayor complejidad en las relaciones entre los quarks, átomos, moléculas, células, animales y los seres humanos en familias, ciudades, naciones, imperios y el mundo. Cada una de las relaciones anteriores sigue siendo parte de nuestros vínculos actuales, aunque a menudo en formas transformadas. Tú y yo somos los beneficiarios de las relaciones que se han desarrollado. Estamos hechos de las relaciones entre los quarks, átomos, moléculas, células, y muchas partes del cuerpo que son estrechamente relacionadas. Vivimos dentro de los grupos de parentesco, las naciones y los imperios. Muchos de nosotros estamos conectados con otras personas alrededor del mundo a través del intercambio casi instantáneo de información digital. Tenemos evidencia de un origen común de todos nosotros y de hecho todo el universo. Todos nosotros en la tierra tienen un origen común y, finalmente, un destino común.

¿Vamos a seguir teniendo acceso a la energía de alta calidad y seguir desarrollando los vínculos cada vez más complejos en el universo? ¿Podemos utilizar esta energía sin contaminar nuestro mundo y volviéndolo inhabitable? Incluso si la crisis energética se resuelva de una manera sostenible, ¿tenemos la imaginación para combinar los grupos nacionales, étnicas y de otro tipo en relaciones nuevas y significativas? ¿Podemos ser tan creativos como la naturaleza era antes, cuando por primera vez se combinó protones y electrones, los átomos en moléculas, las moléculas en células, las células en plantas y animales, y los animales en diversas agrupaciones? ¿Podemos ser tan imaginativos como el artista que esculpió la Löwenmesch, imaginando la combinación de los leones y las personas? ¿O como el chamán que imaginó cómo combinar los grupos de parentesco en un pueblo? ¿El estudio de la Gran Historia podría ser lo suficientemente formativa para enseñarnos cómo combinar familias, grupos étnicos, ciudades, naciones, imperios, seres humanos y nuestro medio ambiente en formas que protejan a todos? ¿Se puede hacer eso incluso cuando hay muchos en relaciones menos complejas que muestran poco o ningún interés en participar en la Gran Política, que están satisfechos con quedarse en su nivel de complejidad actual? ¿Pueden suficientes personas hacer la transición al siguiente nivel de complejidad? ¿Podemos diseñar un conjunto de vínculos más complejos, sostenibles y estructurados? ¿Una nueva Gran Política? ¿O nos alcanzará la entropía antes?

Posteado por: Juan | mayo 24, 2013

TED – 5 charlas sobre orígenes humanos

TED acaba de publicar una lista de cinco charlas muy interesantes sobre orígenes humanos, entre otras hablan Jane Goodall y Louise Leakey. Y con subtítulos en español…

http://www.ted.com/playlists/84/ancient_clues.html

Older Posts »

Categorías