Posteado por: Juan | mayo 17, 2010

Buscar a Dios en la Cotidianidad

Nos hemos acostumbrado a asumir vivencias religiosas acontecidas en otros tiempos y formulados como “verdades y normas eternas”. Intentamos vivir las experiencias religiosas que otros vivieron en tiempos pasados y mundos distintos. Así reprimimos la belleza del cuerpo y la magia de los sentimientos, sólo porque en la Edad Media se sacralizó la flagelación corporal. Repetimos rezos que no conmueven nuestra alma, sólo porque un Concilio de antaño lo determino así. Intentamos acomodarnos a la simbología y a la figura masculina, abstracta y trascendente de Dios Padre, sólo porque así nos adoctrinaron en la catequesis. Reprimimos las energías y las magias de nuestra sexualidad, sólo porque la sexualidad, por su directa relación con el ciclo menstrual femenino, fue condenada como la manifestación demoníaca. En el caso de los varones, menospreciamos las mujeres, sólo porque nos fijaron en la mente la figura de Dios masculino todopoderoso, superior a su creación, y creemos que somos superiores a las mujeres porque somos las criaturas más próximas a Dios padre. O tal vez porque mamá y hermanas así nos criaron.

Ahora es tiempo de dejarnos encontrar en la red de interrelaciones, en la cotidianidad cósmica, por Dios Padre y Madre. Cotidianidad de la que mejor nos pueden hablar las mujeres y la Madre Naturaleza. Ellas no rompieron tanto la red de interrelaciones. Esto no quiere decir que las varones nos abstraigamos de nuestra cotidianidad, sino que como género, y por nuestra estructura patriarcal excluyente, hemos violentado la cotidianidad y roto las redes de interrelaciones en la comunidad cósmica. El planeta y la Vida necesitan de la mujer para seguir subsistiendo. Después de todo, el mismo Jesús, fuente de vida eterna, pidió agua (vida) para calmar la sed a la Samaritana. Ahora la teología cristiana, frente a la crisis ecológica, necesita de la reflexión femenina para intuir la presencia de Dios en la cotidianidad, porque ellas todavía no han violentado la red de interrelaciones que envuelve a la cotidianidad.

En la cotidianidad comunitaria y horizontal están las energías recreativas de Dios Padre y  Madre. En la sonrisa de un niño, en la semilla que germina, en el rocío del amanecer, en el esfuerzo de una madre para alimentar a sus hijos, en la impotencia y el dolor de los sobrevivientes de una inundación que lo perdieron todo, en la danza cósmica de las estrellas y galaxias del firmamento, en las montañas nevadas, en las valles tropicales, en todo está presente Dios Padre y Madre posibilitando la red de interrelaciones. Para descubrir la presencia dinámica de Dios en el libro de la cotidianidad no necesitamos doctrinas metafísicas prefabricadas, mas por el contrario, necesitamos liberarnos de dichos esquemas dogmáticos.

Para descubrir y compartir la presencia cotidiana de Dios Padre y Madre no se requiere de lenguajes filosóficos abstractos. Necesitamos más poesía que retórica, más ternura que razón calculadora, más lenguaje corporal que elucubraciones mentales, más admiración y contemplación que análisis riguroso. Para percibir la ternura de Dios requerimos abrir nuestros poros corporales para dejarnos inundar por el oxígeno que nos envuelve y por el calor fraterno de la comunidad cósmica que nos estrecha.

El encuentro cotidiano con Dios interpela nuestra dimensión ética. Nos mueve y renueva en nuestro compromiso de ser cuidadores del planeta y defensores de la vida. Nos impulsa a re-unir y tejer la red de interrelaciones fraternas entre los miembros de la comunidad cósmica. Nos ayuda a convivir con nosotros mismos, con nuestros ángeles y demonios, grandezas y miserias, gozos y esperanzas, utopías y fracasos. Si no iniciamos este proceso de transformación quizás todavía estemos buscando a Dios en esquemas y doctrinas pensadas y elaboradas para otros tiempos.

Jubenal Quispe Hacia Una Eco Teología (Cochabamba, 2006) p.152-154


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: