Posteado por: Juan | octubre 18, 2010

WISE comienza su ‘misión cálida’

El telescopio WISE puede haber llegado al final de su fase de mapeo infrarrojo, pero ahora se embarca en una cálida misión para realizar un seguimiento de los más cercanos cometas, asteroides y enanas marrones.

Ilustración artística del telescopio WISE

Diciembre de 2009 presenció el lanzamiento de WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer), un telescopio infrarrojo que orbita la Tierra que ha sido empleado para mapear objetos fríos, polvorientos o lejanos que los telescopios de luz visible no pueden observar. Durante 2010 ha tomado más de 1,8 millones de fotografías utilizando su telescopio de 16 pulgadas y cuatro detectores de longitudes de onda infrarrojas, observando el cielo una vez y media, descubriendo estrellas, cometas y más de 33.500 asteroides en el proceso.

Inicialmente WISE estaba enfriado por debajo de ocho grados Kelvin con el fin de minimizar el ruido infrarrojo que emerge del propio telescopio. Sin embargo, el hidrógeno líquido usado como refrigerante se ha agotado, y WISE se encuentra ahora en un proceso que lo calentará hasta unos relativamente mediterráneos -203 grados centígrados. A pesar de ello, la misión seguirá funcionando, como Amy Mainzer de la NASA describe: “Dos de los cuatro detectores infrarrojos siguen trabajando, incluso a temperaturas más cálidas, por lo que podemos utilizar las bandas para continuar nuestra búsqueda de asteroides y cometas”. WISE pasará los próximos meses en un nuevo proyecto que buscará principalmente objetos cercanos a la Tierra (la misión ha sido renombrada NEO-WISE) -en particular aquellos objetos con posibilidades de colisionar con la Tierra-, así como también se usarán las nuevas exploraciones del cielo para determinar los movimientos, y por lo tanto distancias y velocidades de los objetos detectados anteriormente, tales como las enanas marrones.

Un beneficio importante de la gran cantidad de datos recogidos por WISE es que proporcionan una visión de campo amplio del espacio que puede ser estudiada para identificar objetivos potencialmente interesantes para su estudio futuro, mientras que también proporciona material a la comunidad científica para ser usado durante décadas.

Hace algunos días WISE tomó imágenes de Hartley 2, un cometa que es objeto de investigación de la misión EPOXI. El encuentro entre Hartley 2 y EPOXI permitirá obtener la imagen más detallada de un cometa en la historia. La información proveniente de las imágenes tomadas por WISE resulta muy valiosa, ya que permiten a los científicos hacer un seguimiento de la cola de polvo del cometa en su órbita alrededor del Sol. “Comparar el polvo inicial con lo que veremos más tarde gracias a EPOXI nos ayudará a entender cómo se inició la actividad en Hartley 2”, describe Michael A Hearn, investigador principal de EPOXI.

La riqueza de los datos ya recopilados por WISE hacen del telescopio una misión exitosa en términos de la calidad de imágenes infrarrojas obtenidas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: