Posteado por: Juan | enero 21, 2011

NUESTRA HERMANA DE VERDAD- Una aproximación hermenéutica feminista

Durante muchos años la autora del presente artículo ha estado batallando con una cuestión fundamental sobre María. Dada la riqueza y diversidad de la tradición mariana, evidente en el arte, la devoción, la teología, la liturgia y el dogma ¿cuál es el mejor modo en que nuestra generación puede interpretarla y relacionarse con ella? En una iglesia multicultural del siglo XXI, en un mundo globalizado donde millones de personas luchan por la vida y contra la injusticia, ¿cómo podemos apreciar su relevancia para la fe y la praxis? El artículo propone muy brevemente un acercamiento a María que la interpreta como una auténtica mujer (histórica) que nos acompaña en nuestras vidas (comunión de los santos). Este acercamiento puede dar vida a la fi gura de María y conectarla con los deseos espirituales y prácticos de la gente en la iglesia de hoy.

Concilium 327 (2008) 495-503

Una cuestión urgente

Desde mi perspectiva, la respuesta a las cuestiones teológicas y prácticas planteadas acerca de la persona de María había de ser lo sufi cientemente fuerte como para sobrevivir en dos contextos. Uno es el del secularismo, que azota a las naciones post-industrializadas, y donde la principal cuestión que queda en pie es la de Dios. El otro contexto es el de la lucha global por la plena dignidad de la mujer. En este ultimo, la fi gura de María ha jugado un papel ambiguo, que en ocasiones ha conectado sutilmente a las mujeres con la divinidad, pero en otras ocasiones ha fortalecido la autoridad masculina que pone a la mujer en lugar subordinado. La fi gura mariana pasiva y obediente que está dispuesta a hacer cuanto le digan los hombres con autoridad; la fi gura asexual cuya falta de experiencia se considera un signo de santidad; la mujer cuya única fi nalidad en la vida es dar a luz; la silenciosa personalización del llamado ideal femenino que consiste en nutrir y darse a sí misma; ninguna de estas ideas promociona el desarrollo de las mujeres en esta época ni ofrece una base sólida para resistir el dominio masculino en todas sus manifestaciones, con frecuencia físicamente violentas.

¿Quieres continuar leyendo este artículo de Elizabeth Johnson?

http://www.seleccionesdeteologia.net/selecciones/llib/vol48/191/191_Johnson.pdf

compassion.jpg

http://www.seescapes.com/blog/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: