Posteado por: Juan | marzo 24, 2012

La evolución de la vida en la Tierra – Stephen Jay Gould

La historia de la vida no indica necesariamente progreso. Ni es predecible. Los organismos han evolucionado a través de una serie de episodios contingentes y fortuitos

La selección natural es una teoría tan poderosa cuan simple, que ha resistido el análisis implacable y la comprobación tenaz a que se ha visto sometida durante los 135 años transcurridos desde su formulación. En esencia, sitúa el mecanismo del cambio evolutivo en una «lucha» entre los organismos por el éxito reproductivo, lo que conduce a una mejor adaptación de las poblaciones a un entorno que se transforma. (Entre las tácticas para el éxito reproductor se incluyen el apareamiento temprano y más frecuente o una mejor cooperación de los progenitores en la crianza.) La selección natural, por tanto, es un principio de adaptación local, no de progreso general.

Pero la selección natural no es la única causa del cambio evolutivo; en numerosas ocasiones puede quedar ensombrecida por otras fuerzas. Una aplicación taimada de la teoría evolutiva da por sentado que puede encontrarse una explicación biológica sobre el valor adaptativo de cualquier carácter en su ambiente original. El propio Darwin insistió en la naturaleza multifactorial del cambio evolutivo y alertó frente a una confianza exclusiva en la selección natural. «Estoy convencido, decía, de que la selección natural ha sido el medio de modificación más importante, aunque no el único.»


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: