Posteado por: Juan | agosto 16, 2012

La Microbioma Humano – “Yo, Nosotros”

En la revista “The Economist” del 18 de agosto hay una serie de artículos muy interesantes sobre el cuerpo humano y la cantidad de microorganismos que viven en nuestros cuerpos. Ellos van más allá y dicen que SOMOS una comunidad de vida, 10% de células humanas y 90% células bacteriales. Estamos invitados a considerarnos como ecosistemas o comunidades de vida viviendo en una simbiosis colaborativa que beneficia a todos los integrantes.

Tenemos 23,000 genes distintos de nuestros padres, pero 3,000,000 de la “microbioma” de bacterias que nos integran. Su peso colectivo es 1 kilo. En vez de tener 10 mil, mil, millones de células, parece ahora que el cuerpo humano contiene 10 veces más, cuando se incluye las bacterias. No son parásitos ni pasajeros. Ellos reciben alojamiento y alimentación y nos da alimentación (10% de las calorías que recibimos) y protección en una relación esencial para nuestro bienestar – cuidándonos de la obesidad, la diabetes, problemas coronarios, asma y esclerosis múltiple, entre otras enfermedades.

Pertenecen principalmente a cuatro familias (phyla) de bacterias- Bacteroidetes, Actinobacteria, Firmicutes y Proteobacteria – cada una con funciones específicas.

  • Convertir glicanos de la leche en proteínas digestibles
  • Reducir carbohidratos en moléculas de ácidos grasos, particularmente el ácido fórmico, ácido acético y ácido butírico, que pueden pasar por la pared del intestino al sistema sanguíneo.
  • Ayudar en el proceso de adelgazamiento al suprimir la producción de una hormona que facilita el almacenamiento de grasa.
  • Probióticos (una mezcla de bacterias que se encuentran, por ejemplo, en el yogur) alivian los síntomas de las personas con síndrome del intestino irritable, que a menudo tienen microbioma intestinal ligeramente anormal.
  • Producir las vitaminas B2, B12 y el ácido fólico.
  • Mantener la salud del huésped al controlar los intrusos hostiles. Un bicho ajeno que causa diarrea, por ejemplo, es tan enemigo del microbioma como de la persona humana.

Si estas señales van mal, la enfermedad es la consecuencia. Esto es importante porque sugiere que los médicos han estado buscando en el lugar equivocado para las explicaciones de estas enfermedades. Actualmente los antibióticos se utilizan principalmente para matar las infecciones. En el futuro podrían tener un uso más sutil – manipular la microbioma dentro de un ser humano, promoviendo los insectos buenos. Muchas de las enfermedades en las que está implicado el microbioma parecen ser hereditarios, sin embargo el vínculo genético no está claro. Puede ser porque los genetistas han estado buscando en el conjunto equivocado de genes- los 23.000 en lugar de los 3 millones.

Links:

http://www.economist.com/node/21560559

http://www.economist.com/node/21560523


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: